Concentración de protesta contra un mayor deterioro de lo público

El sindicato CC.OO Castilla y León, a través de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, movilizará a los empleados públicos con motivo de la concentración de protesta convocada para este lunes, Día Internacional del Trabajo Decente, en contra del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2014

El acto se desarrollará en la Delegación del Gobierno en Castilla y León, en Valladolid, entre las 12.00 y las 13.00 horas, con el fin de hacer pública su oposición a unos PGE que, en su opinión, "acentúan el deterioro de los servicios públicos y degradan aún más las condiciones de quienes trabajan al servicio de las administraciones".

 

   CC.OO Castilla y León considera tales cuentas "ahondan en la línea de destrucción de empleo público y en el deterioro de los servicios públicos, bastante afectados ya por los recortes introducidos en los anteriores presupuestos".

 

   Además, el sindicato, a través de un comunicado critica que las restricciones establecidas sobre las ofertas de empleo público van a suponer la destrucción de decenas de miles de puestos de trabajo por falta de reposición de quienes se jubilan o dejan su trabajo por las circunstancias que sean, empleos que se sumarán a los ya perdidos por las limitaciones en años precedentes.

 

   En este sentido, refiere que las cifras interanuales estiman la pérdida de empleo público (6,5%) en 1,8 puntos por encima del mercado laboral general en los últimos cinco años de crisis.

 

   El sindicato alerta de que el recorte de plantillas produce efectos visibles para la ciudadanía, tanto en la cantidad como en la calidad de los servicios públicos que se prestan en funciones esenciales para la comunidad (servicios sociales, investigación, justicia, instituciones penitenciarias, transporte, servicios públicos de empleo, educación, sanidad, etc.).

 

   Todos estos recortes los considera aún "más sangrantes" si cabe en una etapa de recesión económica en la que el Estado y los servicios públicos, según apunta, deberían jugar un papel dinamizador de la economía y un efecto modulador de los efectos de la crisis.

 

   "Sin embargo, el anteproyecto de PGE para 2014 contribuye a la destrucción de empleo y al debilitamiento de los mecanismos de protección social, más necesarios que nunca", a la vez que denuncia el hecho de que los empleados públicos continuarán perdiendo poder adquisitivo, que se sumará al 23% acumulado hasta ahora, y verán empeoradas sus condiciones laborales en todas las administraciones públicas.