Con sufrimiento, pero la victoria se queda en Pepe Rojo

Una acción del partido en Pepe Rojo. FOTO: USEROS

El Salvador se impone a Bathco Rugby (30-23) en un partido en el que los colegiales lo pasaron peor de lo esperado, pero con gran mejoría en su juego en el segundo tiempo. 

 

EL SALVADOR: Manu Serrano, Max Vega, Javier Miranda, Álvaro Torres, Álvaro Núñez, Matt Foulds, Pablo Reneses y Joe Mamea; Juan Ramos, Sam Katz, Raphäel Blanco, Antoine Sánchez, Johny Carter, Alberto Díaz y Tom Pearce. También jugaron: Gabi Fernández, Manu Villalobos, Fernando González Altés, Michael Walker-Fitton, Gerardo de la Llana, Álvaro Gorostiza y Óscar Casado.

 

BATHCO RUGBY: Joe Hutchinson, Bernardo Vázquez, Francisco Javier Sanz, Juan Pablo Guido, Ben Silks, Alejandro Blanco, Javier de Juan, Agustín Schab, Izko Armental, Juan Zabalegui, Daniel Mañero, Mariano García, Nicolás Coronel, Richard Stewart y Jack Hughes. También jugaron: Matías Sánchez, Manuel Sazatornil, Guillermo Sedano, Francisco de Castro, David del Río, Mauro Macchi, Santiago Taboada y Lucas Latronico.

 

Árbitro: Atorrasagasti, del comité vasco. Mostró tarjeta amarilla a Juan Pablo Guido, por parte de Bathco Rugby, en el minuto 25, y expulsó, por doble amonestación, al mismo jugador, en el minuto 60.

 

Incidencias: Aproximadamente 700 espectadores en las gradas de Pepe Rojo en una mañana nublada y con mucho viento. Se guardó un respetuoso minuto de silencio antes del comienzo del partido en memoria de Marcial Valdés, padre del directivo del Carlos Valdés, recientemente fallecido.

 

Anotaciones: 0-7 (min. 11) Ensayo de Schab, que transforma García. 3-7 (min. 26) Golpe de castigo de Sam Katz. 3-14 (min. 30) Ensayo de la melé de Bathco que pasa García. 10-14 (min. 35) Ensayo de Max Vega que transforma Sam Katz. 13-14 (min. 40) Golpe de castigo de Sam Katz. 13-17 (min. 40+2) Golpe de castigo de García. 20-17 (min. 60) Ensayo de castigo para El Salvador, transformado por Sam Katz. 23-17 (min. 67) Golpe de castigo de Sam Katz. 23-20 (min. 69) Golpe de castigo de García. 23-23 (min. 71) Golpe de castigo de García. 30-23 (min. 75) Ensayo de Tom Pearce que transforma Sam Katz.

 

Quizá demasiado pronto para la época del año comenzó este domingo la época de clima desapacible en los campos de Pepe Rojo. Una climatología que, de forma involuntaria, se contagió en los primeros compases del encuentro al juego de El Salvador, que no fue tan preciso ni rápido como los hombres de Juan Carlos Pérez acostumbran a hacer.

 

A esta circunstancia se unió la habilidad de los de Bathco para aprovechar unos inusuales errores en la transmisión del oval de la tres cuartos blanquinegra que propiciaron las dos primeras marcas verdes, que llegaron en los minutos 11 y 30. Entre medias, chispazos de El Salvador, con un golpe de castigo pasado por Sam Katz entre medias, más algunas buenas jugadas que acabaron sin recompensa.

 

En los últimos 10 minutos del primer tiempo el juego de El Salvador ya fue mucho más similar al que los blanquinegros nos tienen acostumbrados, llegando al fin el premio en el minuto 35, con un ensayo de puro empuje de la melé, que Max Vega acabó posando en la zona de marca, con transformación de Katz incluida. 

 

En las postrimerías del primer tiempo llegaron dos golpes de castigo, uno por cada bando, que dejaron el electrónico de Pepe Rojo en 13-17 al descanso.

 

El segundo tiempo arrancó con El Salvador más asentado en el campo, aguantando las acometidas de los hombres de Mozimán, aunque los puntos se hicieron de rogar. Sin embargo, la insistencia tiene premio habitualmente, y así ocurrió en este caso con los colegiales.

 

Coincidiendo con la salida de Michael Walker-Fitton en el minuto 60, los blanquinegros se hicieron con una gran touche en la línea de 22 de Bathco, tras la que formaron una contundente plataforma, que no paraba de avanzar hacia la línea de ensayo, a pesar de las reiteradas infracciones de los cántabros. Infracciones que tuvieron como resultado un ensayo de castigo concedido por Atorrasagasti, que Sam Katz transformó, y que se saldó además con la expulsión, por segunda amarilla, de Juan Pablo Guido.

 

Con ventaja en el marcador y superioridad numérica El Salvador se mostró mucho más fluido en su juego, con un peso eliminado de encima de sus hombros. La ventaja se amplió en el minuto 67, por medio de una nueva patada a palos pasada por Sam Katz, aunque Mariano García volvió a dejar a los verdes a 3 puntos de distancia apenas un par de minutos más tarde, con un golpe desde la 22 chamiza.

 

Sin embargo, los de Juan Carlos Pérez no se iban a conformar, vistos los derroteros por los que estaba transcurriendo el partido, y pisaron el acelerador de la máquina de hacer rugby, fruto de lo cual llegó una gran carrera de Tom Pearce, que desarboló por completo a la zaga santanderina, para posar el oval y dejar la transformación franca para Katz, que no perdonó los dos extra, colocando el 30-23 en el minuto 75, que a la postre sería definitivo