Comprar servicios en Internet, un ahorro por descubrir

La venta de productos en la Red forma parte de nuestro día a día, una rutina donde cada vez se adquieren también más servicios de todo tipo ya que se ahorra dinero sin perder calidad.

Esta situación te resultará familiar. Tú, hombre o mujer del siglo XXI, entras a la web para buscar en tu tienda de ropa favorita la camisa veraniega que necesitas, porque ha venido el buen tiempo y hay que renovar el armario. O tecleas la dirección de algún gran almacén de tecnología para revisar los últimos modelos de teléfono móvil, o porque necesitas un ordenador portátil, o quieres cambiar la televisión. Hasta aquí todo normal, el comercio online ha llegado para quedarse y aunque España, en cuanto a la innovación tecnológica se refiere, siempre va un paso por detrás de los países punteros, la sociedad está más que acostumbrada a comparar y comprar productos por Internet. ¿Por qué no hacemos lo mismo con los servicios?

 

Al principio de los tiempos, que en esto de la compra online podrían ser diez años atrás, los clientes desconfiaban de comprar por la Red. Se perdía el poder probarse la ropa, el tocar la mercancía, y había mucha desconfianza ante algo nuevo a lo que los usuarios no estábamos acostumbrados. Superada esa barrera ya muchas personas han sustituido parcialmente el comercio físico por el online debido a la comodidad que esto supone, y a las habituales ofertas que pueden encontrarse navegando por la web.

 

Pero en el campo de la compra venta de servicios online aún se sigue en esa primera etapa de desconfianza. Nos gusta conocer al profesional que nos va a atender, como si el verlo físicamente fuese una prueba de fuego, una seguridad definitiva. Pero debido a esos tabúes, a ese pensamiento irracional que se ha establecido en nuestra cabeza, se pierden ventajas considerables que los más intrépidos si saben aprovechar. Internet puede facilitarnos encontrar un viaje, un seguro, un abogado o un psicólogo que se ajuste a nuestras necesidades y con las mismas garantías, o más, que si lo hacemos físicamente.

 

Un ejemplo de cómo las empresas adaptan los servicios online a sus usuarios es Easyoffer , una startup que gratuitamente pone en contacto a clientes con abogados. Ofrecer calidad y seguridad es una seña de identidad para atraer a nuevos internautas, y por ello comprueban minuciosamente a todos los abogados y asesores asociados a su plataforma antes de validarlos, y así el potencial cliente puede tener la certeza de que su caso quedará en manos de profesionales, y gracias a la posibilidad de comparar varios expertos se puede ahorrar hasta un 40% en la contratación final.

 

De esta forma las plataformas dedicadas a ofrecer servicios en Red se aseguran de que los profesionales que están a disposición del cliente son de absoluta confianza. Internet ayuda a los usuarios a encontrar los negocios, y estos a su vez se ven beneficiados al acudir a plataformas como Easyoffer porque amplían el abanico de clientes que puede acceder a ellos. Además gracias al filtrado de zonas geográficas permiten que el cliente pueda localizar a un abogado de confianza en su propio barrio o ciudad, por lo que una vez hecho el contacto por la Red puede si lo desea acercarse físicamente al despacho.

 

Comprar bienes y servicios desde casa (o desde donde te encuentres a través de una Tablet o Smartphone) ofrece comodidad pero sobre todo ahorra tiempo y dinero. Con Easyoffer en unos pocos clicks de ratón, y en menos de cinco minutos que es lo que se tarda en rellenar el formulario online para explicar el caso, se puede disponer de hasta tres presupuestos de abogados o asesores. Ellos, los profesionales, son los que se ponen en contacto en pocas horas con el cliente y no al revés, un concepto que revoluciona totalmente la venta de servicios en beneficio del usuario.

 

Por todo ello, adquirir servicios en Internet es una ventaja que aún está por descubrir para muchos ciudadanos. Pero cuando se pierden los miedos y se prueba, es una manera de ahorrar tiempo y dinero sin además atarse a nada, ya que las plataformas digitales como Easyoffer ofrecen presupuestos gratuitos y sin compromiso. Una garantía más de la renovación que ha traído la Red de redes.