Competición desestima el recurso Ramos, que no podrá jugar en Sevilla

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), reunido este martes en Madrid, ha decidido desestimar el recurso presentado por el Real Madrid por Sergio Ramos, quién no podrá jugar ante el Sevilla este miércoles con motivo de la trigésima jornada de la Liga BBVA (22.00 horas).

El zaguero merengue, que fue expulsado en el 'clásico' en el penalti sobre Neymar, aseguró que no hubo falta en la jugada y que --además-- ésta estaba precedida de un fuera de juego del brasileño. El Real Madrid entendió que Ramos no debío ser expulsado y recurrió la sanción.

Sin embargo, el Comité ha optado por ratificar la decisión adoptada por el colegiado del encuentro, el navarro Undiano Mallecano, y Ramos no podrá regresar a la que un día fue su casa. El de Camas volverá a ser de la partida el próximo domingo en el compromiso liguero ante el Rayo Vallecano.

El Comité entiende, además, que las pruebas videográficas presentadas por el Real Madrid se limitan a la "repetición de de las imágenes a cámara lenta y con escasa calidad". "Nos encontramos, en definitiva, ante una valoración diferentes por parte del club alegante de un lance del juego, respecto a la realizada por el colegiado sin que pueda prevalecer aquélla sobre ésta", indicó la Federación.

Por su parte, la reunión del Comité también sirvió para castigar al jugador del Málaga Duda con cuatro partidos tras su expulsión en Balaídos. El Comité, que anunció su decisión una hora antes de que los malacitanos jugasen su partido ante el Espanyol, consideró que dicha jugada "no puede considerarse únicamente de simple juego peligroso".

Además, el Comité rechazó los recursos del Málaga por Camacho y Sergio Sánchez, a los que no les retiraron la quinta amarilla, mientras que Rubén García, del Levante, también fue sancionado con un partido. La RFEF agradece el esfuerzo del club valenciano, pero indica que los granotas no pueden probar su versión de los hechos.

Por su parte, Víctor Casadesús --también del Levante-- ha recibido un partido de castigo, mientras que el entrenador de Osasuna, Javi Gracia, y el preparador físico del conjunto rojillo, Juan José Solla Aguiar, recibieron dos partidos de sanción por sus protestas durante la derrota del pasado domingo ante el Sevilla.