Compañeros de Raquel Gago aseguran que le costaba "llevar la pistola"

Raquel Gago (Foto:: E. P.)

Además, han explicado que Raquel Gago "no tenía ningún interés en las armas", más allá de las prácticas de tiro obligatorias. "Si ella pudiera optar entre llevar y no llevarla (la pistola), no la llevaba. No la veo yo belicosa", ha precisado uno de ellos.

Miembros del cuerpo de Policía Local de León, todos ellos compañeros de Raquel Gago, han prestado declaración este lunes en la Audiencia Provincial de León, en el transcurso del juicio por el crimen de Isabel Carrasco, y han coincido en la personalidad "extremadamente reservada" de la agente y en sus problemas para enfrentarse a situaciones complicadas.

 

Además, han explicado que Raquel Gago "no tenía ningún interés en las armas", más allá de las prácticas de tiro obligatorias. "Si ella pudiera optar entre llevar y no llevarla (la pistola), no la llevaba. No la veo yo belicosa", ha precisado uno de ellos.

 

Todos los agentes han explicado en sus respectivos interrogatorios que Raquel Gago era una persona "cordial", "amable" y "muy educada" y que estaba "capacitada" para ser Policía Local, más concretamente Policía de Barrio, que era su función. No obstante, han relatado algunos episodios en los que Raquel Gago se puso "muy nerviosa", e incluso "llegó a quedarse paralizada" ante situaciones "conflictivas o complicadas".

 

Uno de ellos ha relatado que Raquel Gago se "quedó paralizada" en un altercado "de cierta contundencia", ocurrido en un puesto del Mercado de Colón, en el que no participó porque se apartó a un lado.

 

Otro de los agentes ha explicado ante el tribunal del jurado que, en una ocasión, Raquel Gago tuvo un incidente con el propietario de un bar que no quería retirar su terraza, ubicada en la acera, para que pasara una procesión de Semana Santa. Esta persona, ha explicado el agente, "no respetaba las indicaciones de Raquel para que retirase esa terraza". Algo a lo que ella no reaccionó.

 

Otro compañero ha manifestado que Raquel Gago "tenía problemas en situaciones muy conflictivas" y que él presenció varias intervenciones policiales en las que participaron juntos ella "se quedaba impasible, muy parada" y "no actuaba de manera directa".

 

Los agentes han explicado que no pusieron en conocimiento de sus superiores estas situaciones porque los incidentes violentos en el trabajo de un policía de barrio "son muy escasos" e incluso pueden llegar a ser "casi excepcionales".

 

IMPLICACIÓN EN EL CRIMEN

 

En cuanto a su implicación en el crimen de la que fuera presidenta de la Diputación de León, todos los compañeros de Gago han dicho que les sorprendió mucho conocer su presunta participación. "Me parece que es increíble total", ha dicho una de las compañeras de Gago, que ha precisado que, en su opinión, la agente no participó en el crimen.

 

Todos los agentes que han prestado declaración este lunes, un total de ocho, han coincidido en este aspecto y han expresado que no ven capaz a Raquel Gago de cometer un crimen. Además, han hecho hincapié en Raquel "no es una persona que suela tomar la iniciativa".

 

Por otro lado, el letrado de Raquel Gago, Fermín Guerrero, ha querido desmontar la teoría que mantiene la Fiscalía de que existía un plan previo elaborado por Raquel, Triana y Montserrat para acabar con la vida de la política leonesa y que la policía local participó en seguimientos a Isabel Carrasco antes de su muerte.

 

En relación a esta cuestión, Guerrero ha preguntado a los agentes si es posible que Raquel se ausentara de su puesto de trabajo durante los días previos al crimen, algo que todos han negado de forma contundente.