Cómo y dónde ver 5.000 películas gratis de dominio público

Chaplin

¿Eres un cinéfilo empedernido? ¿Buscas películas clásicas o de culto con las que seguir saciando tus ansias fílmicas? Archive.org es el sitio ideal para disfrutar de 5000 películas de dominio público de forma totalmente gratuita (y legal, no lo olvides).

 

Así es. Charlie Chaplin, películas de ciencia ficción o de terror, John Wayne, filmes mudos, títulos grabados en 35 milímetros. Todo lo que tu cabeza pueda imaginar sobre películas antiguas es muy probable que lo encuentres en este registro.

 

Para quien no lo sepa, una película de dominio público es aquella grabación que no está sujeta o protegida por los derechos de autor, por lo que puede ser copiada, adaptada o exhibida en público como si perteneciese a todo el mundo y sin tener que pagar el canon correspondiente a esos derechos por su uso comercial.

 

Para que uno de estos vídeos se considere como tal, puede ser que simplemente no cumpla las condiciones para situarse bajo los derechos de autor (por ejemplo, la NASA suele sacar a la luz mucho contenido audiovisual sin derechos de autor), pero también puede tratarse de una obra que ya ha agotado el tiempo de protección, habitualmente entre los 50 y 70 años después de que su autor haya fallecido.

 

Cuando una obra es de dominio público puede ser almacenada en archive.org, un sitio web que facilita la reproducción en 'streaming' del contenido e, incluso, te permite descargarlo hasta en HD. Subir la película a este “almacén” implica que, como usuario, no tendrás que pagar por su consumo, pero también que no puedes lucrarte con la misma.

 

Además de películas, el archivo también te ofrece imágenes, audios o textos de dominio público, pero los filmes son especialmente interesantes ya que muchos de los almacenados – ya sean largometrajes o cortometrajes – son ciertamente difíciles de encontrar en comercios físicos o, incluso, en la propia red.

 

¿QUÉ PUEDES VER AQUÍ?

 

Además de largometrajes o cortos clásicos, el archivo también incorpora documentales sobre la cultura mundial, propaganda de la II Guerra Mundial, tráilers de películas y otro tipo de filmes “creados en solo 10 horas”, tal y como explican en la descripción del registro.

 

Las películas están organizadas bajo el apartado de “colección” en carpetas que recogen todas las que hay disponibles sobre un mismo género o una temática, pero también hay un directorio a la derecha de la pantalla que informa de todas las etiquetas que hay y una barra de búsqueda.

 

Actualmente, hay más de 5.000 películas – entendiéndose por largometrajes cinematográficos – y un total de 19.607 vídeos de todo tipo. No todo el contenido está disponible para su descarga y la mayoría de lo recogido está en buena calidad, incluidas las restauraciones de las películas más antiguas.

 

La filmografía la cargan en la página los propios activistas y miembros del archivo sin lograr una remuneración económica por ello al tratarse de un sitio web sin ánimo de lucro – si te gusta lo que ves y quieres hacer una donación, hay un botón para ello en la página –.

 

¿CÓMO SE PUEDE VER EL CONTENIDO?

 

Una vez hayas buscado lo que quieres ver, basta con hacer clic en el vídeo para ir, directamente, a la página en la que se reproduce el mismo en 'streaming'. El reproductor no necesita  nada más que darle al 'play' para funcionar y, una vez empieza la película, ya solo dependerá de tu conexión a Internet para que vaya fluida o, si no tienes buena señal, se vaya entrecortando – si este es tu caso, te recomendamos cargar la película antes de ponerte a verla -.

 

En la misma página del visionado te viene también una sinopsis de la película, la ficha técnica de la misma, la duración y el equipo que ha participado en ella, todo ello junto a diferentes 'reviews' que haya ido dejando la gente. Además, en aquellos films en los que sea necesario, vendrán notas con explicaciones sobre cómo activar subtítulos o algún tipo de aviso si se trata de películas, por ejemplo, con mucha sangre y muy gráficas.

 

A parte de ver el vídeo 'online', como ya se ha dicho, hay películas en las que se incluye una opción para que sean descargadas. Si es el caso de lo que quieres ver y, además, te interesa hacerlo, en la parte derecha de la pantalla te aparecerán las formas de descarga, que normalmente suele haber una directa y una por Torrent, y los subtítulos (si están disponibles) para que acompañes el visionado. Simplemente con pulsar en la opción elegida, se iniciará la descarga o se bajará el archivo que tendrás que abrir en Torrent. Si usas Mac en lugar de Windows, las descargas directas puede que te den problemas, por lo que te recomendamos que utilices el formato Torrent si se encuentra la opción.