Cómo ser vigilante privado y escolta: Interior convoca las pruebas

Escolta

El Ministerio del Interior ha publicado en el BOE las bases de las convocatorias de pruebas de selección para vigilante de seguridad y su especialidad de vigilante de explosivos y escolta privado para el año 2016.

Para poder acceder a las pruebas hay que cumplir una serie de requisitos que van desde condiciones físicas (un mínimo de 1,70 metros de altura en los hombres y 1,65 las mujeres) hasta no haber sido condenados por delitos contra el derecho al honor o la vulneración del secreto a las comunicaciones en los cinco años anteriores a la solicitud.

Tampoco podrán presentarse quienes hayan sido sancionados por infracción grave o muy grave en materia de seguridad en los dos o cuatro años anteriores, respectivamente, así como quienes hayan sido apartados de las Fuerzas Armadas o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los dos años anteriores.

Se establecen cuatro plazos para presentar la solicitud ante la Policía o la Guardia Civil: los diez próximos días a contar desde este lunes 4 de enero, del 7 al 16 de marzo, del 9 al 18 de mayo y del 5 al 14 de septiembre. Las tasas a pagar para participar en las pruebas asciende a 22,43 euros. Por compulsa de documentos, la tasa es de 3,76 euros y 1,86 euros por cada página que complete el documento a compulsar.

FLEXIONES, SALTO Y 400 METROS

Las pruebas tendrán lugar en Granada, Las Palmas de Gran Canaria, León, Madrid, Sevilla, Tarragona, Valencia y Zaragoza. El proceso consiste en una primera prueba de aptitud física y una segunda de conocimientos teóricos y prácticos sobre la materia. Esta segunda prueba es un cuestionario de ochenta preguntas a responder en 50 minutos en el caso de optar a vigilante privado. Se califica de 0 a 10 puntos y es necesario sacar al menos un 5.

En caso de aspirar también a la modalidad de vigilante de explosivos el cuestionario consta de 20 preguntas a contestar en 15 minutos. Para ser calificado apto en esta categoría es obligatorio haber aprobado la genérica de vigilante privado. También es necesario sacar un cinco para aprobar.

Los aspirantes a escolta en cambio tienen que realizar dos cuestionarios, uno de 80 preguntas en 50 minutos y otro de 20 preguntas en 15 minutos. También es obligatorio aprobar el primero para optar al segundo. Los aspirantes a escolta que ya sean vigilantes privados quedan eximidos de realizar tanto la prueba física como el primer test teórico.

Los requisitos de las pruebas físicas varían en función del sexo y la edad de los aspirantes, pero la mayoría consiste en realizar flexiones de brazos en barra fija, lanzamiento de balón medicinal, salto vertical y carrera de 400 metros. Por ejemplo, un aspirante varón de 26 a 32 años deberá hacer un mínimo de tres flexiones, saltar 42 centímetros y recorrer 400 metros en menos de un minuto y 14 segundos.

La Secretaría de Estado de Seguridad publicará la relación de aspirantes que, habiendo superado las pruebas, son declarados aptos para la habilitación en el ejercicio de las correspondientes profesiones, previa expedición de la tarjeta de identidad profesional, que deberán solicitar antes de tres meses.