Cómo saber si mis contactos leen los correos electrónicos que les envío

Correo

Al igual que muchas empresas rastrean los correos que llegan a nuestras bandejas de entrada, nosotros también podemos hacer una especie de seguimiento de los correos que enviamos a nuestros contactos, aunque no con el mismo objetivo.

Los anunciantes suelen “marcar” los correos publicitarios para que cuando nosotros los abramos les proporcionemos, sin saberlo, información importante para ellos. El objetivo principal que tiene un usuario para hacer un seguimiento de un correo es el de asegurarse que su email llega al destinatario y que este lo lee sin necesidad de que le conteste.

 

Y del mismo modo que las empresas cuentan con herramientas para hacer ese rastreo, los usuarios de a pie también podemos echar mano de una serie de herramientas que fueron diseñadas para rastrear los correos que se envían y saber en qué momento el destinatario accede a ellos. Esto puede sernos muy útil si realmente deseamos saber con total certeza que nuestro destinatario ha recibido y ha leído nuestros mensajes, aunque no nos responda.

 

Las tres herramientas más conocidas en el rastreo de emails son Yesware, MailTrack y Bananatag, tres servicios que son precisamente los mismos que utilizan muchas empresas y anunciantes para rastrearnos a nosotros y a los que se les pueden poner frenos gracias a herramientas como Ugly Mail o PixelBlock. En este caso os vamos a explicar cómo funciona cada una de ellas.

 

YESWARE

 

Es la más completa. Es una herramienta que tiene infinidad de posibilidades y por ello es a la que más recurren los anunciantes que buscan aumentar su productividad y sus ventas gestionando datos recogidos de los correos electrónicos de los usuarios.

 

También nos puede facilitar recordatorios, informes, datos de archivos adjuntos, etc. La herramienta tiene una opción gratuita que nos ofrece el seguimiento de cien correos electrónicos al mes y una opción de pago que nos ofrece más posibilidades por diez dólares al mes. Cada vez que envías un correo tú decides si lo quieres rastrear o no. Eso sí, este servicio solo funciona en Chrome.

 

MAILTRACK

 

Es un poco menos completa que la anterior pero también funciona correctamente para un seguimiento básico de correos. MailTrack también es una extensión para Chrome y es gratuita.

 

Cuando un correo que hayas enviado se haya leído o haya sido abierto entonces a ti, en tu bandeja de entrada, te aparecerá una especie de doble check como el de WhatsApp para avisarte. Es una especie de icono de verificación y aparecerá a la izquierda de cada correo electrónico.

 

Si además pasas el ratón por encima de ese doble check entonces MailTrack te ofrecerá información adicional, como por ejemplo la hora en la que se abrió, el lugar (si estuviese disponible) e incluso el dispositivo usado. Estos datos suelen ser de gran importancia para las empresas, como os comentábamos al principio, pero para el usuario no deberían de tener importancia. Hay que tener en cuenta además, que estos datos adicionales no siempre suelen ser exactos.

 

BANANATAG

 

Muy similar a las dos opciones anteriores es Bananatag. Este servicio también es muy utilizado por empresas porque ofrece no solo un simple seguimiento sino también informes, notificaciones, datos del equipo desde el que se abre el correo, etc. Además, esta herramienta incluye rastreo usando Microsoft Outlook y cualquier otro cliente de correo, incluidos los móviles, algo que las dos anteriores opciones no permitían.

 

Con Bananatag tienes la posibilidad de usar su versión gratuita con la quepuedes rastrear solo cinco correos al día o bien pagar cinco euros al mes.