Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Comienza la era JIM

El técnico dirigió su primer entrenamiento como técnico blanquivioleta ante unos cien aficionados que se dieron cita en los Anexos.

 

La expectación era evidente ante la vuelta al trabajo de la primera plantilla del Real Valladolid, y si no que se lo digan a los cerca de cien curiosos que se reunieron a la puerta de los Anexos para recibir a sus ídolos. Todo un mes sin fútbol en Pucela había creado un “mono”, unas ganas de volver a ver a los jugadores bastante patente.

 

Y para colmo la plantilla, que en principio iba a salir a las seis y media de la tarde, se retrasó más de veinte minutos. Es lo que tiene que Juan Ignacio decidiera tomarse muy en serio su primera charla como entrenador. ¿Qué les dijo a los jugadores? Imposible saberlo, pero a buen seguro que el nuevo míster sacó a relucir sus dotes de motivador.

 

Mientras el público seguía esperando bajo un sol de justicia, los primeros miembros de la plantilla empezaron a desfilar desde los vestuarios del estadio hasta los Anexos, un tramo en el que esperaba una afición que se arrancó a aplaudir cuando el primero de los valientes puso el pie en la calle.

 

Empezó entonces el primer entrenamiento de la era JIM. Unos cuantos conos, un par de palos clavados en el césped para indicar las zonas de los ejercicios y unos jugadores que, después de un mes de vacaciones, comienzan de cero para ganarse un puesto en el once del entrenador alicantino.

 

DURO COMIENZO

 

Bien es cierto que a partir de este mismo martes comenzarán las dobles sesiones de entreno, pero no iba a ser el míster el que les diera tregua en una primera sesión a una temperatura de treinta grados. La pretemporada apunta a bastante dura, la necesaria para la puesta a punto de cualquier equipo de Primera División, y la del Valladolid parece que no va a ser menos.

 

Sesión de estiramientos y carrera para comenzar, para después dar paso a ejercicios de conducción de balón. Casi hora y media para sudar los excesos que pueda haber habido en el verano.

 

Por cierto que Juan Ignacio Martínez cumplió su palabra. Como ya hiciera en otros equipos como el Levante o el Cartagena, fue su segundo Javi Pereira el que dirigió la mayoría de los ejercicios de la sesión, mientras el alicantino observaba que todo se hiciera como él esperaba, casi apartado del grupo.

 

Se trata solo de la primera de las muchas sesiones que esperan hasta el 18 de agosto, momento en el que empezará la competición regular y habrá que demostrar que se han hecho los deberes en pretemporada. Y es que para el Valladolid la era JIM ya ha empezado.