“Comercio exterior, formación, industria y empleo”, objetivos de la Cámara de Comercio para 2015

Carlos Villar, a la derecha, antes de comenzar la rueda de prensa.

Carlos Villar, presidente de la Cámara de Comercio, cree que es clave que las empresas aumenten tamaño y empleabilidad mejorando los procesos productivos y la exportación.

“En 2015 la Cámara de Comercio de Valladolid potenciará lo que sabe hacer bien: el comercio exterior y la formación; y va a poner el foco claramente en la industria y en el empleo”. Es el resumen que ha hecho Carlos Villar, presidente de la Cámara de Comercio, tras una rueda de prensa en la que ha hecho balance del concluido 2014 y unas previsiones de lo qué va a ser un nuevo año que la organización cameral califica de “optimista”.

 

Villar basa su optimismo en “el cambio de la mentalidad de la Cámara, en los indicadores que auguran una mejora económica, en que los riesgos más grandes están controlados, además la sociedad tiene ganas e ilusión por crecer,  la depreciación del euro ayudará a exportar y el ahorro en carburantes mejorará el consumo”. Así lo ha hecho saber el presidente de la Cámara de Comercio, prácticamente un año después su entrada en el cargo.

 

No obstante, Carlos Villar dice que en 2015 sigue existiendo “un motivo preocupante que causa incertidumbre” como son las citas electorales e insiste en la necesidad de que las tasas de desocupación sigan bajando porque la situación es aún “delicada”.  El presidente de la institución cameral cree que es importante que las empresas aumenten su tamaño. Para ello propone la siguiente fórmula: “vender más, para adquirir tamaño y empleabilidad con la mejora de los procesos productivos y el crecimiento en el comercio exterior”.

 

Asegura que el “principal foco” estará puesto en 2015 en la industria, que es la que genera “empleo estable”.  Villar dice que la automoción es “clave” en Valladolid, pero apuesta “por una mayor diversificación”. Cree que la apuesta por el comercio es necesaria “porque supone el alma y el corazón de las ciudades”.

 

También se ha referido a los servicios que ofrece la Cámara y ha argumentado tres puntos en “los que somos buenos”. “Comercio exterior; formación con 12 masters y 185 alumnos este año y el apoyo a los emprendedores”. Villar ha recordado que desde el año 1999, la Cámara de Comercio ha atendido 26.000 consultas en este sentido y ha ayudado a crear 5.600 empresas.

 

En 2015, ha adelantado Carlos Villar, la Cámara manejará un presupuesto de 4,5 millones de euros, muy lejos de los 8 millones de los buenos tiempos, pero sensiblemente superior a los 2,2 millones de la época de vacas flacas. El presidente dice que el presupuesto debe alimentarse de la aportación de empresas, pero sobre todo “de los ingresos por los servicios prestados a los socios”.

 

EMPLEO PARA MENORES DE 25 AÑOS

 

Asimismo, ha incidido en la puesta en marcha del Plan de Garantía Juvenil para el que se ha asignado 1,6 millones de euros (2015-2016) “en acciones de orientación, formación y acercamiento de las empresas y persigue la empleabilidad de los menores de 25 años”.  El objetivo, ha dicho Carlos Villar, es que  las empresas ofrezcan una oferta de empleo y formación continua de cuatro meses a los menores de 25 años.  La intención es que “el 40 por ciento de estos chicos encuentren un empleo estable”.

 

Por último, el presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid ha dicho que el año 2014 ha sido un buen año para la institución, y ha valorado los numerosos cambios positivos producidos en la legislación, con especial incidencia en la creación de la Nueva Cámara de España. La institución cameral vallisoletana atendió más de 7.000 consultas.