Combate nulo entre el Promesas y el Coruxo F.C. (0-0)

Las defensas superaron ampliamente a los ataques en los Anexos.

El Real Valladolid B y el Coruxo F.C. empataron este sábado a cero goles en un partido desangelado, que fue decayendo como la tarde vallisoletana en los Anexos: comenzó con un filial alegre que buscaba la portería gallega con combinaciones rápidas, precisas y verticales, pero que de repetense se nubló.

 

El Promesas fue de más a menos y el Coruxo, que se había marcado el objetivo de no perder tras llegar a Valladolid después de dos derrotas muy doloras, tampoco fue capaz de crear el más mínimo peligro a Julio.

 

Entre juego trabado, imprecisiones y unas defensas que superaban una y otra vez con claridad a los ataques, el partido se volvió desapacible como la tarde, que tuvo fases de fuerte viento y fases de lluvia que incomodaron a los futbolistas.

 

En el tiempo añadido, Julio, con una gran intervención a disparo de Alberto García, salvó un punto para el Real Valladolid B y dejó el marcador en el resultado más justo que podía reflejar: 0-0.

 

El filial puso trabajo, lucha, concentración y disciplina, al igual que el Coruxo F.C., pero no fue una tarde de inspiración.

 

El Promesas jugará el próximo domingo, a partir de las 17 horas, en El Sardinero ante el Racing de Santander, empatados ahora a 11 puntos, a falta de la visita del equipo cántabro a Somozas este domingo.