Cobra fuerza la hipótesis de que el incendio del bar en San Luis fuera intencionado

Un bar ubicado en el número 18 de la calle San Luis de Valladolid ha resultado pasto de las llamas como consecuencia de un incendio registrado esta noche. La Policía científica investiga las causas y prácticamente da por hecho que fuera provocado.

  

Los hechos han ocurrido a las 02.17 horas de esta noche, momento en el que una llamada alertó a los bomberos de un incendio en un local de la calle San Luis donde se encuentra un bar. Al parecer, las llamas se iniciaron por una explosión que originaron un incendio que ha afectado a todo el local, donde han ardido la barra, el falso techo, el cableado a lo que se suma los daños por acumulación de humo en la primera planta y la fachada del edificio, si bien la estructura no está afectada.

 

Según han relatado los bomberos, cuando llegaron al lugar de los hechos había "gran cantidad de llamas" y humo que salía por el hueco de las ventanas que estaban en la calzada ya que también se habían roto los cristales. Se da la circunstancia de que las persianas metálicas llegaron hasta la acera de enfrente y había afectados tres vehículos que estaban aparcados en la calzada.

 

La Policía Científica se personó en el lugar de los hechos para tomar muestras e investigar lo sucedido. Todo hace indicar que el incendio haya podido ser provocado. De hecho, uno de los vecinos, del inmueble donde se encuentar el bar afectado decía a tribunavalladolid.com que la Policía les había comunicado que "casi con toda seguridad" la explosión había sido provocada.

 

De hecho, uno de los efectivos del grupo de la Policía Científica desplazada hasta la calle San Luis tomaba fotografías de la cerradura de la puerta principal, que pudiera tener indicios de que hubiera sido forzada. 

 

Las tareas de extinción del incendio, en las que intervinieron dos dotaciones completas y una unidad de mando, se prolongaron hasta las 3,08 horas aunque los bomberos permanecieron en el lugar de los hechos hasta las 3,42 horas para continuar con su pertinente trabajo. Los bomberos se vieron obligados a entrar en el establecimiento y extraer cuatro bombonas que había en el interior del bar y que pudieron haber causado deflagraciones mayores.

 

En el momento de los hechos el local estaba cerrado por lo que no ha habido que lamentar daños personales.

 

Noticias relacionadas