Clemente ofrece un aval financiero a los trabajadores de Panrico para mantener la planta de Valladolid

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha expresado hoy a los trabajadores de Panrico la disposición de la Junta a apoyar financieramente a la empresa con el fin de garantizar el mantenimiento de la planta y el empleo en Valladolid.

Clemente, que el lunes se entrevistó con el consejero delegado de Panrico, Carlos Gila, y hoy a hecho lo propio con el Comité de Empresa de la fábrica radicada en Valladolid, ha trasladado a los afectados el apoyo del Gobierno autonómico, después de que la nueva dirección de esta sociedad presentara preconcurso de acreedores y anunciara un plan de ajuste laboral para 1.914 empleados de toda España.

  

En la reunión de hoy con los representantes de los trabajadores la consejera ha explicado los planes de futuro y el nuevo plan presentado por la compañía, cuya supervivencia pasa por un plan de reestructuración y de mejora operativa que la devuelva a la senda de los beneficios ya que acumula unas pérdidas de 710 millones de euros en los últimos cuatro años

  

En este sentido, Clemente ha explicado la relevancia que esta fábrica y sus empleos suponen para el Gobierno autonómico y ha mostrado su confianza en que Panrico pueda ser salvada, una vez se solucionen sus problemas estructurales.

  

La posible solución, tal y como se ha informado desde la dirección en el encuentro mantenido este lunes, pasa por un proceso de negociación dentro del actual marco normativo laboral que permita mantener el mayor número de puestos de trabajo posibles garantizando, a la vez, una viabilidad sostenible de la empresa.

 

AVAL FINANCIERO

  

En este sentido, la Consejería podría prestar un aval financiero encaminado a garantizar la negociación, y dentro de ella el pago de los salarios que se adeudan a los trabajadores, ya que ésta es la principal reivindicación de los mismos.

  

Asimismo, este aval facilitaría la negociación del plan de reestructuración que la empresa pretende abordar para retomar la actividad y con ello la viabilidad de Panrico. Este apoyo se daría desde todos los gobiernos autonómicos donde Panrico tiene fábricas: Andalucía, Aragón, Cataluña, Madrid y Castilla y León.

  

El pasado año, ante la situación económica de la empresa, la dirección y los trabajadores acordaron, el 7 de noviembre de 2012, un plan de viabilidad para garantizar la continuidad de la planta de Valladolid.

  

La empresa se comprometía a mantener la fábrica abierta, a implantar una línea para un producto nuevo y dotar a estas instalaciones de mayor carga de trabajo. Los trabajadores, por su parte, ajustaban también sus condiciones laborales.

  

En todo este proceso de negociación, la Consejería de Agricultura y Ganadería estuvo trabajando, tanto con la dirección de la empresa como con la representación sindical, con el objetivo de buscar soluciones y dotar a la fábrica de mayor carga de trabajo y evitar así su posible cierre.

  

Ante este clima, desde la Consejería de Agricultura y Ganadería se decidió solucionar los problemas que existían en tres líneas de ayuda que tenía abiertas la empresa Panrico y conceder una nueva ayuda. Lo que representa una inversión, desde 2004, de 11,2 millones de euros y un apoyo de la Consejería de 711.153 euros.

  

Sin embargo, por el momento dicha cantidad, como ha recordado la consejera en la reunión, no se ha abonado ante la situación actual y hasta conocer los planes de futuro de esta empresa.

Noticias relacionadas