Claves para que tu hijo se vaya a dormir pronto en la Noche de Reyes

Niña

La llegada de los Reyes Magos es uno de los momentos de más ilusión e incertidumbre para los pequeños de la casa. Tanto es así que a muchos niños les cuesta conciliar el sueño, lo que puede aumentar su ansiedad y acabar perjudicando a su estado de salud.

 

En este sentido  existen diversos síntomas para conocer si el menor está sufriendo ansiedad como, por ejemplo, problemas para dormir, cambios en el apetito, diarrea, incremento o disminución de la actividad física o irritabilidad.

 

Con el fin de evitarlos, ofrecemos cinco consejos prácticos para que los padres ayuden a sus hijos a conciliar el sueño. Todo sea para que luego estén bien descansados y a la mañana siguiente puedan disfrutar de los regalos:

 

1.- Aunque sea un día no lectivo para los niños, conviene que la víspera de Reyes no se levanten tarde.

 

2.- Evitar la siesta es muy recomendable. Sustituirla por un plan alternativo: tarde de cine, merienda especial, cabalgata de reyes.

 

3.- No cenar tarde, al menos dos horas antes de acostarse.

 

4.- Después de dejar todo preparado para recibir a los Reyes Magos, conviene que estén un tiempo tranquilos, antes de ir a dormir. Un cuento de navidad en la cama puede ayudar a relajarlos para que concilien el sueño fácilmente.

 

5.- Aceptar con buen humor el madrugón del día de Reyes, la emoción de descubrir los regalos es demasiado intensa para luchar contra ella. Pensar que la noche siguiente ya será como otra cualquiera.