Clara victoria del Atlético Valladolid en la cancha del colista (20-33)

Los jugadores del Atlético Valladolid en el minuto de silencio previo al comienzo del partido.

El equipo vallisoletano se deshizo sin excesivos problemas del último clasificado en su desplazamiento a Zarautz y mantiene la primera plaza de la División de Honor Plata.

Amenabar ZKE (20): Julen de Carlos (portero), Aguirrezabalaga (3), Torriko (7), Mikel Iraeta (4), Lertxundi (-), Atorrasagasti (1) y Ondarra (2) -siete inicial-  Garate (-), Martínez (2), Atorrasagasti, Aguirregomezkorta, Etxaniz,Olaizola, Mikel Beristain, Asier Iztueta, Paulo Ostolaza (portero)

 

Atlético Valladolid (33): Javi Díaz (portero), Diego Camino (2), Fernando Hernández (7), Viscovich (3), Nico López (3), Kallman (1), David Fernández (4) -siete inicial- Turrado (1), Alfonso de la Rubia (2), Grossi (1), Ávila, Roberto Pérez (2), Joel Gómez (2), Daniel Pérez (2), Lorasque (3) y César Pérez (portero).

 

Parciales cada 5 minutos: 3-2, 3-5, 3-7, 7-9, 9-11 y 11-16 -descanso- 13-20, 15-22, 17-24, 18-26, 18-30 y 20-33

 

Árbitros: Daniel Portela y Martín Rodríguez. Exclusiones a Ander Atorrasagasti (28’), Roberto Pérez (49’), Eneko Goenaga (54’), Josu Atorrasagasti (56’), Daniel Pérez (56’).

 

Pabellón: Municipal de Zarautz (Guipuzcoa). Se guardó un minuto de silencio en memoria de los fallecidos en los atentados de París (Francia).

 

El Atlético Valladolid estrenó su liderato con una victoria cómoda ante el colista de la División de Honor Plata, el Amenabar ZKE, al que derrotó en su pista, en Zarautz, por 20-33. El conjunto vallisoletano se mantiene así en lo  más alto de la tabla con 17 puntos, con ninguna derrota en su haber y seguido muy de cerca por el Bidasoa Irún, que se impuso al FC Barcelona Lassa (37-29).

 

A pesar del marcador final, el Atlético Valladolid tardó bastante en encauzar su triunfo en Zarautz. Solo hasta los últimos siete minutos del final de la primera mitad no pudo romper el marcador y escaparse para llegar al descanso con un tranquilizador 11-16.

 

El arranque de la segunda parte fue fulgurante para los de Nacho González, que destrozaron al Amenabar ZKE con un parcial de 0-4 para logra 9 goles de diferencia (11-20) que a la postre fueron definitivos. Además, la ventaja fue creciendo hasta incluso llegar a los 14 (18-32).

 

De este modo, tras un inicio igualado (3-3, minuto 6) el Atlético Valladolid logró una ventaja mínima gracias, sobre todo, al acierto ofensivo de un Fernando Hernández muy inspirado en los primeros compases. El choque planteado por los de Zarautz fue duro y físico, con un arbitraje permisivo. Pero poco a poco, el Atlético Valladolid fue adaptándose a esta situación y al ambiente.

 

El 3-7 del minuto 14 obligó al entrenador del Amenabar ZKE, Aitor Urbitarte, a pedir un tiempo muerto. Pero no cambió demasiado la decoración del choque y los vallisoletanos aguantaron su pequeña ventaja de dos goles durante toda la primera mitad e incluso estiraron la diferencia hasta los 5 goles en un espectacular final de periodo. De un 9-11 se pasó en apenas siete minutos al 11-16 del descanso gracias al buen trabajo defensivo pucelano y los goles en estos últimos minutos de Dani Pérez (2), Alfonso de la Rubia (1), Diego Camino (1) y Roberto Pérez (1).

 

Fernando Hernández, con 5 goles -todos anotados en los primeros quince minutos- fue el mejor del equipo vallisoletano en este primer tiempo. El Amenabar ZKE echaba de menos a su máximo goleador, el segundo máximo artillero de la División de Plata, David Aguirrezabalaga, que al final solo pudo anotar 3 goles en el partido, todos en esta primera parte. Ander Torriko le suplió en el capítulo goleador con sus 7 dianas.

 

El inicio de la segunda parte supuso el empujón definitivo del Atlético Valladolid, que rompió el partido en apenas tres minutos con un parcial de 0-4 que dejaba la ventaja en 9 goles (11-20, minuto 33).

 

Desde ese momento y con esa amplia diferencia, el choque transcurrió plácido para el Atlético Valladolid hasta el final. El conjunto de Zarautz ya no pudo acercarse en el marcador y solo rebajó la diferencia hasta los a 6 goles (14-20) tras un tiempo muerto local al principio de esta segunda parte.

 

La reacción fue insuficiente y el conjunto dirigido por Nacho González mantuvo su ventaja con inteligencia y paciencia ampliándola incluso hasta los 14 goles (18-32, minuto 54) tras secar en defensa al Amenabar ZKE, que no fue capaz de anotar durante más de 10 minutos. El marcador final fue de 20-33.