Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Ciudadanos alteró las primarias en Valladolid para favorecer la candidatura de Igea al Congreso

Alfredo García, del movimiento ciudadano en Valladolid. A.MINGUEZA

Admitió la participación de los doce expedientados de Medina de Rioseco para contrarrestar el peso que había adquirido Alfredo García, claramente elegido por la militancia, y colocar a su 'candidato oficial' en las elecciones del 20-D.

Ciudadanos alteró todo el proceso de primarias en la provincia de Valladolid para favorecer el posicionamiento de Francisco Igea como cabeza de lista al Congreso de los Diputados en las pasadas elecciones del 20 de diciembre. Lo hizo después de la presentación de los avales, a la vista de que la candidatura de Alfredo García había obtenido una notable diferencia con el resto de candidatos presentados. Así lo documentan militantes y afectados de este proceso irregular.

 

García consiguió reunir 39 avales. A distancia le siguieron Francisco Igea (30), Jesús Agustín (25) y Pablo Yáñez (12). Igea logró los 30 avales mínimos para someterse al proceso de primarias pero para ello tuvo que utilizar el apoyo de los 12 afiliados que Ciudadanos tenía expedientados en Medina de Rioseco por un conflicto de disciplina interna. Igualmente, el partido permitió que participasen en las primarias que arrojaron un resultado de 54 apoyos para Francisco Igea y 45 en el caso de Alfredo García. Según ha confesado el propio García a este periódico "el proceso estuvo dirigido para favorecer a Igea y apartarnos a los que estábamos desde el principio en el movimiento Ciudadanos en Valladolid, no los que se añadieron después y que ahora quieren controlarlo todo".

 

La conexión de Francisco Igea con la cúpula de Ciudadanos llega a través de su vinculación personal con Luis Garicano, el economista vallisoletano responsable de todo el programa económico del partido. Esa vieja amistad de pupitre se transformó en un nuevo pucherazo en Ciudadanos, al estilo de lo que ocurrió en las primarias permitiendo el voto de afiliados posteriores a la fecha marcada en el reglamento de la formación naranja.

 

Alfredo García forma parte del grupo que gestó el nacimiento de Ciudadanos en Valladolid. "Yo llego a Ciudadanos por Jesús (Presencio), que fue quien me llamó. Yo he estado en Comisiones Obreras, he participado en cuatro convenios de Fasa Renault y, en un momento dado, me llama Jesús y me plantea el trabajo que estaban haciendo en el movimiento de Ciudadanos en Valladolid. Empecé a asistir a diversas reuniones y me convencía el ideario que se planteaba. Nunca he pensado en ser candidato al Congreso; simplemente he estado trabajando con un grupo de personas muy implicadas que después me ofrecen someterme al proceso de primarias, porque aquí se puede presentar quien quiera, y así surgieron estos apoyos que luego se transformaron en tener los máximos avales", recuerda.

 

Francisco Igea (izquierda), Jesús San José y Raquel Alonso en un acto de campaña. 

 

 

CARTA SIN RESPUESTA

 

Alfredo García envió una carta a la Secretaría de Organización de Ciudadanos para exponer toda esta situación recordando en su escrito que los responsables del partido en Valladolid y Castilla y León, Miguel Ángel González y Luis Fuentes, respectivamente, iniciaron un expediente de expulsión para los afiliados de Medina de Rioseco que no se resolvió hasta después de concretar la presencia de Francisco Igea como candidato al Congreso. El intento de impugnación del proceso fue ignorado por la Comisión de Garantías al responder "que no existe ningún motivo de impugnar las expresadas elecciones primarias". Luis Fuentes, portavoz en las Cortes y relegado ahora a otro puesto de menor relevancia en la estructura del partido, afirmó entonces que el expediente para la expulsión de los afiliados de Rioseco estaba en marcha, pero nunca se resolvió antes de concretarse la candidatura.

 

Alfredo García envió un nuevo escrito a la Comisión de Garantías de Ciudadanos, pero ya no obtuvo respuesta. En su explicación no oculta la maniobra que, según su testimonio, llevó a Francisco Igea a reunirse con los expedientados de Rioseco para conseguir su apoyo en forma de avales y posterior voto en las primarias.

 

Las denuncias de afiliados y ex afiliados sobre los movimientos internos de las personas que controlan Ciudadanos en Valladolid y en la Comunidad no cesan. Este mismo miércoles, el periódico Extraconfidencial se hacía eco de una información sobre las presiones y controles del partido a los medios de comunicación de Castilla y León