Ciudadanos aborda en su Comité Ejecutivo el positivo por alcoholemia de Jesús Presencio

Jesús Presencio (derecha) junto al responsable regional Luis Fuentes.

La dirección regional del partido ha elevado el caso del portavoz municipal en el Ayuntamiento de Valladolid para que sea tratado por el principal órgano del partido. 

Jesús Presencio hablaba antes de las elecciones municipales que los ciudadanos no perdonan los desmadres. Pero el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valladolid ha protagonizado uno bien sonoro que se ha convertido en noticia nacional y es una de las más movidas en las redes sociales.

 

Presencio fue sorprendido por un control de la Policía Municipal de Valladolid en el que dio 0,8 miligramos por litro respirado, el triple del máximo permitido (0,25). Todo se originó en Medina de Rioseco, desde donde la Guardia Civil alertó a través de informaciones ciudadanas, del estado de embriaguez que presentaba el concejal del Ayuntamiento vallisoletano. En Valladolid fue localizado por la Policía Municipal, que compromó su tasa de alcoholemia a través de un control que Jesús Presencio discute y califica como "persecución". Además de mostrar una queja verbal, mantiene que no condujo el coche desde Rioseco hasta Valladolid y que solo tomó el vehículo para salir a comprar tabaco.

 

Según ha podido saber este periódico, la dirección regional de Ciudadanos ha trasladado este caso al Comité Ejecutivo nacional del partido, que tiene previsto abordarlo de inmediato. Fuentes cercanas a la secretaría de organización no ocultaban su hartazgo hacia Presencio no solo por este último suceso, sino por la trayectoria que ha mostrado desde la composición del pleno municipal, asumiendo la portavocía de su grupo y en total desintonía con la número 2 y portavoz provincial, Pilar Vicente.

 

Esas mismas fuentes no descartan asumir medidas drásticas hacia Presencio por una actitud "que no se puede consentir".

Noticias relacionadas