Cinebox cerrará las once salas de los cines de Vallsur en las que operan doce trabajadores

La empresa se encuentra en un proceso de liquidación y los trabajadores tienen la esperanza de una posible venta y del mantenimiento de sus empleos.

La empresa que gestiona los cines del centro comercial Vallsur ha comunicado a sus doce trabajadores que se encuentra en un proceso de liquidación y que cerrará las once salas con las que cuenta en estos multicines en Valladolid. Así lo ha confirmado a tribunavalladolid.com Rafa Heredero, delegado sindical de CC.OO.

 

Los trabajadores ya “resignados” esperan, no obstante, la venta de los cines y que la nueva mercantil pueda subrogar los contratos a los empleados actuales. Heredero asegura que el proceso puede “alargarse” en el tiempo, aunque por el momento el funcionamiento de las once salas es el habitual. “Se siguen comprando películas y proyectando estrenos”, dice el delegado sindical, quien ya preveía el desenlace. “No nos ha pillado por sorpresa. Las dificultades eran evidentes y la empresa ya había entrado en concurso de acreedores”.

 

Los cines Ábaco Cinebox Vallsur 3D cumplirán el próximo mes de septiembre quince años desde su apertura. En ellos trabajan una docena de empleados que ocupan diferentes puestos de trabajo como taquillas, bar, salas y cabina. Desde el comité de empresa se insiste en que una solución sería la venta y el mantenimiento de los puestos de trabajo. “Además creemos que al centro comercial le interesa que se mantengan los cines”, explica Heredero.

 

Este diario se ha puesto en contacto con responsables del centro comercial Vallsur quienes no hablan del posible cierre de las salas de cine, pero sí confirman que la actividad es la “normal” en los cines.

 

Rafa Heredero relata que la afluencia de espectadores ha ido cayendo progresivamente con la crisis, como en el resto del país. “Cuando abrimos en Valladolid no parábamos, era un continuo fluir de espectadores; pero en la actualidad la gente no va al cine”, dice el delegado sindical, quien de todas formas cree que la llegada de Rio Shopping no haya sido la puntilla, “hay demasiados cines en Valladolid y pocos espectadores”, concluye.