Cinco estados declaran el estado de emergencia por el azote del temporal

Un muerto, unos 500.000 hogares y comercios sin luz, más de 4.700 vuelos cancelados y vientos de hasta 120 kilómetros por hora.

Las autoridades de Nueva York, Massachusetts, Connecticut, New Hampshire y Rhode Island han declarado han declarado este viernes el estado de emergencia a tenor de las intensas nevadas y fuertes tormentas que arrecian en la costa noreste de Estados Unidos.

 

Alrededor de 500.000 hogares y comercios se han quedado sin suministro eléctrico en éstos cinco estados, además de en Maine, Vermont y Nueva Jersey. Los estados más afectados son Rhode Island, más de 170.000, y Massachusetts, con alrededor de 300.000 damnificados, de acuerdo con los datos de las compañías eléctricas National Grid y NStar.

 

En total, unos 40 millones de personas se podrían ver afectados por el temporal de nieve y lluvia que arrecia en el litoral noreste de Estados Unidos. Una persona ha fallecido en un accidente de tráfico provocado por la tormenta, denominada 'Nemo', según ha confirmado a la cadena CNN la Policía de la localidad de Poughkeepsie, en el estado de Nueva York.

 

Las nevadas, que se prolongarán durante todo el sábado, podrían provocar que se acumule casi un metro de nieve en algunos puntos del interior, según medios estadounidenses.

 

Más de 4.700 vuelos se han cancelado desde este viernes a causa del temporal en los estados del noreste del país. Además, las principales autovías interestatales se encuentran prácticamente vacías y el centro de ciudades como Boston están desiertos ante el aviso de vientos que podrían alcanzar los 120 kilómetros por hora a lo largo del sábado. Las rachas de viento este viernes han rozado los cien kilómetros por hora.

 

Entre las previsiones más graves, las del Servicio Meteorológico Nacional, que vaticina que hasta ocho millones de personas podrían verse afectadas por potenciales inundaciones en el litoral noreste del Estados Unidos.

 

POR ESTADOS

 

La presidenta de la empresa eléctrica National Greed, Marcy Reed, ha advertido de que los apagones podrían prolongarse durante varios días en los estados de Nueva York, New Hampshire, Massachusetts y Rhode Island, según ha recogido el diario estadounidense 'The New York Times'.

 

En Massachusetts, su gobernador, Deval Patrick, ha ordenado la retirada de los vehículos en las carreteras de todos los estados, una medida inaudita desde 1978, bajo la amenaza de multas y penas de cárcel de hasta un año para los infractores.

 

El estado de Maine ha declarado un estado de emergencia parcial, lo que permite la derogación de normativas que ralentizan el proceso de toma de decisiones para responder al temporal y permite la petición a Canadá de efectivos para hacer frente a las consecuencias.

 

El transporte público ha sido suspendido en Boston y en Nueva Jersey, y los colegios han cerrado antes de lo normal en Connecticut, Massachusetts y Rhode Island. De acuerdo con las últimas previsiones, se acumularán entre 61 y 76 centímetros de nieve en Boston y Connecticut.

 

Esta tormenta 'Nemo', nombre acuñado en las redes sociales, también está afectando a Nueva York, el primero en declarar el estado de emergencia, aún con reminiscencias del balance dejado atrás por el huracán 'Sandy' hace tres meses y tras las nevadas caídas en Nueva York en diciembre que bloquearon la ciudad.

 

Muestra de ello ha sido el llamamiento a la calma del alcalde neoyorquino, Michael Bloomberg, que ha pedido a la población que sucumba a la "compra del pánico" de carburante y ha aseverado que su suministro está garantizado.