Cinco detenidos y dos puntos de venta de droga desmantelados en Valladolid

La denominada 'Operación Ronmava', desarrollada por la Guardia Civil, ha terminado con dos puntos de venta de hachís en el barrio de La Rubia y en la localidad de Cigales. 

La operación ha permitido desmantelar una importante red de distribución de drogas al por menor entre los  jóvenes que frecuentan lugares de esparcimiento y de ocio en Valladolid y pueblos del alfoz.

 

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero, al tener conocimiento la Benemérita de que una persona pudiera estar relacionada con la distribución de sustancias estupefacientes y psicotrópicas en la localidad de Cigales.

 

Fruto de estas actuaciones, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valladolid (EDOA) inició la denominada 'Operación Ronmava' centrada en cinco sospechosos, uno de ellos vecino de Cigales, J.S.G, y otros cuatro residentes en el barrio de La Rubia y alrededores, los también varones A.G.P, S.B.V. y A.B. y una mujer con iniciales L.K, los dos últimos de nacionalidad marroquí, que han sido finalmente detenidos.

 

Este grupo de delincuencia estaba especializado en la distribución de hachís. En concreto, la pareja marroquí era la que suministraba la mercancía a S.B.V, y era éste quien, junto con A.G.P, se hacía cargo de su distribución en el barrio de La Rubia.

 

PLANTACIONES DE MARIHUANA 'INDOOR'

 

En el curso de las pesquisas se descubrió que en el domicilio de J.S.G., en la localidad de Cigales, había montado una estructura preparada para plantaciones de marihuana 'indoor'. El propietario distribuía la droga, presuntamente, entre los demás detenidos, si bien en la actualidad no disponía de ninguna preparada para el cultivo y elaboración de la misma.

 

En los cinco registros practicados en los domicilios de los detenidos, cuatro en Valladolid y uno en Cigales, se intervinieron 400 gramos de hachís en bellotas, 60 gramos de marihuana, una planta de marihuana, 26 gramos de sustancia de corte, 2.500 euros en metálico, cuatro teléfonos móviles, dos básculas de precisión, dos vehículos a motor y diversos utensilios necesarios para el menudeo de la droga.