Cinco detenidos de una banda que captaba a mujeres en Rumanía para prostituirlas

El Equipos Mujer-Menor (Emume) de Alicante ha desmantelado una banda que captaba a mujeres en Rumanía para posteriormente prostituirlas en Madrid, una operación en la que han sido detenidas cinco personas.

Se les acusa de varios delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, delitos de explotación sexual, otro de pertenencia a grupo criminal y un último de blanqueo de capitales. Operaban desde Madrid, lugar donde obligaban a sus víctimas a prostituirse y en el que residían los presuntos autores.

El pasado mes de febrero, la Guardia Civil de Alicante tuvo conocimiento de la posible existencia de una banda dedicada a captar a mujeres para explotarlas con fines sexuales. Inmediatamente, el Emume de la Comandancia de Alicante, inició una investigación para esclarecer los hechos, explica el Instituto Armado en un comunicado.

De este modo, se comprobó que se trataba de un grupo criminal perfectamente organizado. Captaban a sus víctimas en Rumanía y las trasladaba a España, donde las obligaba a prostituirse en clubs, pisos, hoteles e incluso en la vía pública.

La investigación comenzó en la localidad de Torrevieja, y los agentes averiguaron que la cúpula de la organización se encontraba asentada en Madrid. El grupo criminal estaba compuesto por cuatro hombres y una mujer. Esta última era la encargada de recoger el dinero que ganaban las víctimas y hacerlo llegar hasta uno de los cuatro hombres, que gestionaba la recaudación y que, además, era el que más víctimas tenía a su cargo.

LAS EXHIBÍAN EN EL CENTRO DE MADRID

Las exhibían en la zona centro de Madrid, en la calle Montera y la Plaza Santo Domingo, y en las afueras, en el polígono Villaverde. Los presuntos autores eran los encargados de captar a los clientes y organizar las citas. Después, obligaban a las víctimas, incluso empleando violencia y amenazas si era necesario, a reunirse con los clientes y prostituirse. Todo el dinero que ganaban, era recaudado por la banda.

Una vez que la Guardia Civil averiguó la forma de proceder de la organización, los agentes se centraron en tratar de localizar el mayor número posible de víctimas con el fin de protegerlas. Comprobaron que operaban desde cuatro domicilios en la capital madrileña, en los que las tenían retenidas.

"COMPLEJAS INVESTIGACIONES"

Tras unos meses de "complejas investigaciones", se solicitó a la autoridad judicial la autorización para la entrada y registro en estas viviendas. Apoyados por la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usecic), y el Servicio Cinológico, el Emume de Alicante procedió el pasado día 14 de julio a inspeccionar 4 domicilios en los que localizaron a los 5 presuntos autores y a 6 víctimas.

En los registros domiciliarios se intervinieron varios teléfonos móviles, publicidad de servicios sexuales, una agenda con números telefónicos y envoltorios de sustancias estupefacientes de lo que pudiera ser cocaína.

Han sido detenidas cinco personas --cuatro hombres y una mujer-- todos ellos de nacionalidad rumana, como los presuntos autores de varios delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, varios delitos de explotación sexual, un delito de pertenencia a grupo criminal, y otro de blanqueo de capitales.

Se ha procedido a la protección de las víctimas de trata de seres humanos, de las que, una de ellas es de nacionalidad española, con la colaboración de la ONG Apramp (Asociación para la Prevención , Reinserción y Atención a la Mujer Prostituta). Los cinco detenidos han sido puestos a disposición judicial.