Cinco casos de ceguera en el Río Hortega de Valladolid presentarán una demanda al Sacyl

Hospital Río Hortega de Valladolid. TRIBUNA

Los cinco afectados por el medicamento perfluoroctano llevarán su caso al Tribunal Supremo de Justicia de Castilla y León después del silencio de seis meses del Sacyl.

El caso viene de lejos, concretamente de hace seis meses. Los mismos seis meses en los que el Sacyl no ha dado respuesta al despacho de abogados que lleva el caso de los cinco vallisoletanos afectados por el medicamento perfluoroctano que les fuera administrado en el Hospital Río Hortega, y que a la postre les produjo ceguera. Un caso polémica, ante el que la administración regional no se ha pronunciado... y que podría salirle caro.

 

No es el único organismo, en todo caso, que se enfrentará a una situación parecida. El perfluoroctano, según publica el periódico El Norte de Castilla en su edición escrita de este viernes, habría afectado a al menos 108 personas de toda España, toda vez que resultó defectuoso en su objetivo de evitar los desprendimientos de retina que sufrían los pacientes.

 

Así las cosas, los cinco vallisoletanos, todos ellos representados por el despacho de abogados Vázquez de Menchaca, presentarán una denuncia al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. El Sacyl agota a mediados de mayo el plazo previsto en el Real Decreto 429/2013 para la resolución del expediente administrativo, lo que ha supuesto seis meses de silencio, con lo que será en ese momento en el que comiencen a moverse las ruedecillas legales.

 

Según las mismas fuentes del citado periódico las indemnizaciones que se solicitarán serán “millonarias”, si bien no se dan cifras ante la inminente cita judicial. Lógicamente cada uno de los cinco pacientes vallisoletanos se encuentra en un contexto diferente en cuanto al medicamento, con lo que las exigencias económicas se intuyen diferentes. El proceso legal podría resolverse en unos ocho o diez meses.