Cinco autobuses híbridos renovarán la flota de autobuses municipales de Valladolid

En breve Auvasa incorporará buses híbridos en su proyecto de renovación de la flota. BORIS GARCÍA

El Ayuntamiento apuesta por ‘jubilar’ cinco buses antiguos gracias a una inversión de más de dos millones de euros. En todo caso, no empezarán a funcionar hasta el año que viene.

Lo prometido es deuda, al menos para Óscar Puente. Después de mucho tiempo pidiendo una renovación de la flota de Auvasa cuando este estuviera en la oposición, parece que el nuevo equipo de Gobieno ya está dando pasos para que los usuarios gocen de vehículos nuevos gracias a la compra de cinco nuevo autobuses híbridos. En todo caso, este lunes lo único que se ha decidido en el reunión del concejo de Auvasa es la mencionada compra, con lo que hasta que se cumplan los plazos legales no estarán disponibles antes de que termine 2015.

 

“Hemos decidido la compra de cinco autobuses híbridos eléctricos y diésel por parte del Ayuntamiento”, comenzó explicando este lunes a los medios el concejal de Movilidad, Luis Vélez. “Ya estaba prevista la compra de dos recargables con cargo al proyecto Remourban, pero además vamos a aprovechar el superávit de Auvasa en 2014, en torno a 1.300.000 euros sin IVA, para la compra de estos autobuses y reforzar la flota”.

 

De esta manera, se espera que estos autobuses sostenibles medioambientalmente renueven parcialmente una flota de 150 autobuses, “muy antigua” a ojos de Vélez, ya que hasta sesenta de ellos cuentan con más de veinte años a sus espaldas.

 

“Se considera que cada uno de los nuevos buses puede tener un coste de unos 400.000 euros, que se pagarán con el superávit de 1.300.000 euros de Auvasa en 2014 y con otros 900.000 del Ayuntamiento”, siguió Vélez. Por cierto que la idea es que todos ellos se usen en una misma línea, aún sin decidir, aunque los otros cinco que se ‘jubilen’ serán los que más problemas estén dando, indistintamente de la línea en la que estén.

 

“Aún desconocemos plazos de cuándo empezarán a usarse, pero no entrarán antes de principios del año que viene. Hay plazos que cumplir, por eso hemos querido empezar a mover todo cuanto antes”. Efectivamente, ahora habrá que sacar a concurso los pliegos y al tratarse de un proyecto que se financiará parcialmente de una subvención europea, la de Remourban, se tendrá que publicar en el Boletín Europeo, un detalle que supone 45 días.

 

Por último, el concejal de Movilidad incidió en que la idea del nuevo equipo de Gobierno es cambiar al menos sesenta de los 150 autobuses en estos cuatro años de legislatura. “Es una cantidad amplísima que no sé si alcanzaremos. El problema es que en últimos años no se ha cambiado nada y hay que intentar recuperar el tiempo perdido”, concluyó Vélez.