Cifuentes niega que prohibiera el uso de medios antidisturbios el 22M y apuesta por mejorar la actuación policial

Cristina Cifuentes, delegada de Gobierno en Madrid
"Todos tenemos que aprender de las distintas situaciones pero lo dispositivos vienen funcionando bien", ha admitido


MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha negado este miércoles que diera orden alguna, ni en la manifestación del 22M "ni nunca", para que los agentes no utilizaran los medios antidisturbios legalmente reconocido a su alcance, al tiempo que ha apostado por mejorar la actuación policial en el futuro.

Así, no ha querido entrar a valorar los detalles y de la operación policial, criticada por los sindicatos de la Policía Nacional y Municipal ese día porque "este tipo de decisiones dependen de la operativa policial y sus mandos".

"Ellos tienen la obligación y responsabilidad de actuar con todos los medios posible a su alcance para restablecer el orden público y la seguridad. Esa ha sido siempre la instrucción que se ha dado en esta Delegación en todas las ocasiones en las cuales la Policía y la Guardia Civil ha actuado. Jamás ha restringido a ningún mano policial que pudiera utilizar determinados medios de defensa y contención, según los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad. Tengan la gran confianza de que la Policía Nacional utilice los medios a su alcance", ha recalcado.

La representante del Gobierno central en Madrid ha explicado que toda actuación policial debe ser proporcional y no provocar una situación más grave que la que pretende evitar, "cosa que no ocurrió el 22M". Así, ha indicado que ese día los antidisturbios estaban en una situación muy difícil porque "hubo personas que arremetieron de forma salvaje de una forma que nunca" había visto contra los agentes antes de terminar la marcha.

Cifuentes ha reconocido que esta manifestación fue distinta, ya que los disturbios empezaron antes de que concluyera la misma. Así, ha relatado que los policías no se esperan "por parte de los violentos que reventaran la manifestación" tan pronto, antes de que se fueran los manifestantes pacíficos, muchos con familias e hijos.

"A partir de las 20.15 horas un grupo de salvajes empezó a tirar piedras y botellas contra la Policía y los locales comerciales. Hace que la situación fuera diferente porque ponen en grave peligro a algunos de los manifestantes de buena fe, donde había familias. Por otra parte, había un entorno de miles de personas y manifestantes pacífico", ha señalado.

ESPERA QUE LA INVESTIGACIÓN INTERNA "LLEGUE HASTA EL FINAL"

Respecto a los posibles errores de descoordinación que los sindicatos policiales han reprochado a los responsables del dispositivo policial de la manifestación de las Marchas de la Dignidad, la delegada no ha querido entrar en nombres ni en la cuestión porque "eso depende de la Dirección General de la Policía" y no es, dice, su "competencia ni obligación".

Cifuentes ha recordado que la Dirección General de la Policía ha iniciado una investigación interna sobre este tema y los representantes sindicales ya se han reunido en dos ocasiones con el Director Adjunto Operativo (DAO).

"Espero que se llegue hasta el final y que se sepa qué ocurrió y si hubo cosas que se pudieron hacer de otra manera. No me gustó nada la imagen de unos policías arrinconados y creo que eso debe determinarlo la investigación interna", ha dicho.

Respecto al descontento de los policías con esta operación y de las concentraciones de agentes a las puertas de las comisarías desarrolladas esta mañana, la delegada ha asegurado que los policías tienen reconocido el derecho a manifestarse y que le "gustaría a que se llegara a un acuerdo lo antes posible" porque cree que la Policía "tiene en estos momentos un alto grado de descontento", manifestado en sus sindicatos.

En todo caso, Cristina Cifuentes ha apoyado de forma "absoluta e incondicional" al Cuerpo Nacional de Policía y ha condenado el "salvaje ataque" del que fueron víctimas los agentes heridos atacados por violentos el pasado sábado.

ECHA EN FALTA CONDENA UNÁNIME DE LA VIOLENCIA

Cristina Cifuentes ha remarcado que para evitar manifestaciones de este tipo, en las que se conoce que elementos violentos van a actuar, habría que cambiar la Ley, ya que el derecho de reunión es uno de los derechos fundamentales de la Constitución. Por eso, ha dicho que ella tiene que aplicar la Ley actual porque si no "prevaricaría", ya que no puede aplicarla de manera aleatoria. Y que lo que se puede hacer es mejorar la actuación y los dispositivos policiales "para mejorar".

"Todos tenemos que aprender de las distintas situaciones pero lo dispositivos vienen funcionando con el número de manifestaciones tan importantes que ha habido en Madrid en los últimos años. Por eso reivindico el trabajo policial magnífico y la seguridad ciudadana también. Quiero aprovechar para felicitar y dar las gracias a la Policía por el trabajo que desempeñan, que es absolutamente imprescindible para todos", ha añadido.

Por último, la delegada del Gobierno en Madrid ha pedido una "condena unánime" de todas las fuerzas políticas de estos hechos violentos para "no dar lugar a malentendidos".

"La inmensa mayoría del pueblo español y prácticamente todos los partidos del arco parlamentario deberían condenar sin paliativos la violencia. Hecho en falta apoyos y manifestaciones explícitas de condena ante las agresiones de condena, que sólo las he visto en otros casos de agresiones a otras personas en manifestaciones de otros signos políticos. Si existieran esas condenas serían muy importantes y clarificadoras para todos", ha concluido.