Cifran en 26.740 euros el robo de una empleada de hogar a un hombre de Burgos por sustracciones desde 2013

A.F.R., la empleada de hogar de 35 años que fue detenida el pasado mes de diciembre como presunta autora de un delito continuado de hurto a un hombre de 64 años para el que trabajaba, sustrajo un total de 26.740 euros por extracciones fraudulentas que realizó desde el año 2013.

Según ha informado ahora la Guardia Civil, a los 12.610 euros que había sustraído en el momento en el que fue detenida y de los que se tuvo conocimiento en su momento se suman ahora otros 14.130 euros de los que supuestamente se habría apropiado en el periodo comprendido entre enero de 2013 y octubre de 2014.

 

De este modo, el total sustraído hasta noviembre del pasado año, momento en el que se procedió al bloqueo de la cartilla por la entidad bancaria y que dio origen a la investigación, ascendería a 26.740 euros, "cantidad acumulada en apenas tres años". Desde esta fecha y tras la detención de la entonces sospechosa no se han producido nuevos movimientos.

  

Según han recordado las mismas fuentes del Instituto armado, en el momento de la detención la presunta ladrona trabajaba como empleada de hogar en el domicilio del denunciante y víctima, de 64 años. Al parecer, conocedora del PIN de una cartilla bancaria, la utilizó sin consentimiento de su titular y reaslizó varias extracciones de dinero en cajeros automáticos con las que consiguió sustraer "una importante cantidad monetaria".

  

Tras la detención llevada a cabo por agentes del Área de Investigación del Puesto Principal de Alfoz de Burgos, no se abandonó la investigación, que continuó con las pesquisas bajo sospecha de que pudieran existir más movimientos fraudulentos en la cuenta bancaria "ya que llevaba desde bastante tiempo antes trabajando en la vivienda del perjudicado".