Cientos de personas se manifiestan ante la sede del PP por los sobresueldos

Las vallas policiales impedían el acceso a cualquier persona a la calle Génova, ya fuera desde Colón como desde Alonso Martínez u otras calles aledañas.

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS)

 

   Cientos de personas se concentraban a las nueve de la noche en la intersección de la calle Génova con la plaza Alonso Martínez en protesta por las informaciones que apuntan a posibles sobresueldos en el Partido Popular, cuya sede nacional permanece desde una hora y media antes fuertemente custodiada por un cordón policial.

 

   Uno de los gritos más repetidos por los manifestantes ha sido "este presidente es un delincuente", además de "ladrones" y "la voz del pueblo no es ilegal". Entre los que protestaban se han visto también muchos carteles de afectados por las preferentes de los bancos que aludía, sobre todo, a Bankia.

 

   Un fuerte dispositivo policial desplegado en las calles aledañas a la sede nacional del PP en Génova 13 impidió el acceso a quienes, a partir de las siete y media de la tarde, pretendían sumarse a la protesta por las informaciones que apuntan a posibles sobresueldos en el partido liderado por Mariano Rajoy.

 

   A esa hora, las vallas policiales impedían el acceso a cualquier persona a la calle Génova, ya fuera desde Colón como desde Alonso Martínez u otras calles aledañas.

 

   Antes de las siete y media, medio millar de personas se encontraba dentro del cordón policial en torno a Génova 13. El fuerte cordón policial, compuesto por más de 15 furgones de la Policía Nacional y un helicóptero que sobrevolaba la zona, custodiaba la sede del PP y pedía a cualquier persona que quería acceder que se identificara y, en el caso de que dijera que era periodista, que mostrara su credencial de prensa.

 

   Pasadas las siete y media, la Policía comenzó a desalojar al medio millar de personas que protestaba en las cercanías de la sede nacional desde. Sin embargo, cientos de estos manifestantes se agruparon en la zona de Colón y, sobre todo, en la intersección entre Génova y la plaza de Alonso Martínez.