Cientos de personas reclaman en Valladolid el derecho a decidir de las mujeres como principio fundamental

TRIBUNA

Entre gritos de "faltan las muertas, no estamos todas", "fuera al aborto del Código Penal", "yo decido, es mi cuerpo', la marea violeta ha comenzado a las 19.00 horas en la Plaza de Fuente Dorada y ha recorrido varias calles del centro.

Cientos de personas han reclamado en Valladolid el derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo como principio fundamental durante la manifestación convocada por la Coordinadora de Mujeres con motivo de la celebración del Día Internacional femenino.

 

Así, entre gritos de "faltan las muertas, no estamos todas", "fuera al aborto del Código Penal", "yo decido, es mi cuerpo', la marea violeta ha comenzado a las 19.00 horas en la Plaza de Fuente Dorada y ha continuado por Ferrari, Plaza Mayor, Santiago, Plaza de Zorrilla, Miguel Íscar, Plaza de España, y Teresa Gil, antes de regresar al punto de partida, donde una periodista ha leído el manifiesto.

 

En él, se ha incidido en la necesidad de eliminar "cualquier" forma de discriminación y violencia hacia las mujeres, al tiempo que se ha reivindicado el derecho a decidir sobre la maternidad, un debate que "no se puede enmarcar de forma ajena a las propias mujeres como sujetos de plenos derechos".

 

Asimismo, en el manifiesto se ha recordado que la crisis económica actual "no hace más que agravar" la desigualdad de género, con una política que "recorta" en igualdad. En este sentido, ha advertido de que la Junta de Castilla y León ha eliminado los Centros de Planificación, la Red de Mujer empleo y los programas de conciliación familiar, entre otros.

 

"Todo ello afectará de forma directa a las mujeres que siguen viviendo de forma más precaria, con un mayor riesgo de pobreza y en situaciones de mayor vulnerabilidad", han asegurado.

 

Además, ha indicado que el con el Anteproyecto de Ley del Gobierno, el 97 por ciento de las mujeres que se someten a una práctica abortiva en la actualidad lo tendrán que hacer de forma "ilegal", que las que puedan saldrán al extranjero mientras que las mujeres con menos recursos tendrán que recurrir a la "clandestinidad".

 

EXIGENCIAS

 

Por este motivo, la protesta ha dirigido sus exigencias hacia el reconocimiento pleno del derecho a decidir sobre su cuerpo, al aborto voluntario, la retirada del Anteproyecto, la regulación de la objeción de conciencia y la supresión de los requisitos de tutelaje administrativo.

 

Además, han solicitado garantizar la práctica de la Interrupción Voluntaria de Embarazo, la equidad territorial y la financiación del Estado, el reconocimiento de la autonomía de las jóvenes de 16 y 17 años, la creación de centros de Planificación Familiar y la impartición de educación sexual obligatoria como asignatura obligatoria en los centros escolares.

 

Olga Hurtado, de la Coordinadora de Mujeres, ha asegurado que la normativa del aborto supone un "retroceso" de los Derechos Fundamentales al tiempo que ha citado los últimos datos del Centro Nacional de Concepción, en los que se han cifrado el número de interrupciones clandestinas en más del 50 por ciento de los abortos y el fallecimiento de entre 10 y 260 mujeres al año por dicha práctica.

 

Hurtado ha indicado que muchas de las mujeres que forman parte de la Coordinadora y que vivieron la "lucha" en el año 1985", fecha de anterior normativa sobre el aborto, "no pensaban que se volviera a repetir esa situación".

 

CLÍNICAS EN EL EXTRANJERO

 

Asimismo, ha apuntado que "muchas" clínicas, "dada la situación actual legal", abrirán centros en Portugal o Francia, los países "mas cercanos", para poder realizar estas intervenciones, aunque para "muchas mujeres" está posibilidad será "muy lejana" por su "precariedad" laboral.

 

Así, la única solución, según Hurtado, es abortar en clandestinidad, una situación que causa graves trastornos físicos y psicológicos, "porque no se usa como anticonceptivo".