Cientos de personas despiden en Pedrajas a los dos jóvenes ciclistas fallecidos

La iglesia de San Esteban de la localidad vallisoletana de Pedrajas de San Esteban se ha quedado pequeña para albergar a los cientos de personas que han querido despedir a Sergio G.H. y Diego G.C, ambos de 32 años, que este domingo perdieron la vida tras ser arrollados por un coche cuando circulaban en bicicleta por la Cl-602.

   

El funeral por los dos jóvenes comenzó minutos después de las 11.00 horas y ambas familias quisieron que fuera conjunto ya que además de compartir su afición por la bicicleta eran amigos de toda la vida y miembros de la misma peña.

 

La misa fue oficiada por el cura de la localidad Domingo y además de los cientos de personas que han abarrotado la iglesia para acompañar a las familias y amigos entre los asistentes se encontraba la Corporación Municipal de Pedrajas y los alcaldes de Íscar, Alejandro García, y de Olmedo, Alfonso Centeno.

 

Además, varias decenas de personas han tenido que seguir el funeral desde la calle ante la imposibilidad de acceder a la iglesia donde se han vivido momentos emotivos en la despedida de Diego, que ha sido enterrado en el cementerio de la localidad, y de Sergio, quien ha sido incinerado.

 

Previo al funeral por los dos jóvenes se ha celebrado a las 10.00 horas una concentración silenciosa a las puertas del Consistorio, en la plaza Mayor, además de que las banderas ondean a media asta ya que el Ayuntamiento, en un pleno Extraordinario celebrado ayer, acordó decretar dos días de luto y suspender todas las actividades culturales y deportivas previstas para estos dos días.