Cientos de leoneses despiden a Isabel Carrasco en la primera hora de apertura de la capilla ardiente

Capilla ardiente Isabel Carrasco

Varios cientos de leoneses han despedido a la presidenta de la Diputación Provincial, Isabel Carrasco, en la primera hora en la que ha abierto sus puertas al público la capilla ardiente.

Prevista inicialmente para las 9.00 horas, la capilla no ha quedado instalada hasta las 11.30, hora a la que ha llegado el féretro con los restos de Carrasco, fallecida el lunes tras recibir varios disparos. No obstante, los ciudadanos que querían darle su último adiós a la presidenta han podido hacerlo a partir de las 13.20 horas, después de que haya abandonado el lugar el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien fue despedido con aplausos de los congregados.

A esa hora, centenares de vecinos llenaban ya los accesos acotados con vallas por la Policía en el entorno de la plaza de San Marcelo, donde se ubica la Diputación Provincial, de modo que la cola llegaba hasta la confluencia con la adyacente plaza de Santo Domingo.

Junto a los leoneses que aguardaban bajo un cielo despejado para visitar la capilla ardiente, numerosos curiosos se agolpaban en la plaza de San Marcelo, muchos de ellos provenientes de la calle Ancha que conecta con la Catedral, atraídos por la presencia de numerosos medios de comunicación y unidades móviles de televisión que cubrían el evento.

Previamente, en torno a las 12.00 horas, en la plaza de San Marcelo se guardaron diez minutos de silencio presididos por el propio Rajoy junto al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera; el alcalde de la capital leonesa, Emilio Gutiérrez, y el vicepresidente primero de la Diputación, Marcos Martínez, así como el obispo de León, Julián López Martín, y representantes autonómicos y nacionales de las distintas fuerzas políticas.

Esta comitiva permaneció en el interior del Palacio de los Guzmanes durante cerca de una hora, en la que estuvo acompañando a la familia de la presidenta, encabezada por su hija y su compañero sentimental.

La capilla ardiente permanecerá abierta durante las primeras horas de la tarde, cuando cerrará sus puertas para trasladar el féretro de Carrasco a la Catedral de León, donde monseñor López oficiará el funeral al que está prevista también la asistencia del presidente del Gobierno.