Cientos de ganaderos se manifiestan en Ávila contra las políticas sobre el lobo

Concentración de ganaderos este lunes frente a la delegación de la Junta en Ávila. Fotos: Javier Ruiz-Ayúcar

Convocados por UPA-COAG y UCCL, acusan a la Junta de Castilla y León de poner al cánido por delante de las explotaciones agrarias.

Cerca de 250 ganaderos han colapsado este viernes la Plaza de Santa Ana para protestar frente a la delegación de la Junta de Castilla y León en Ávila por la política del Gobierno Regional frente al problema de los ataques de lobo.

 

Nacho Senovilla, presidente de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Ávila, ha asegurado que "la Junta de Castilla y León es la culpable del problema que tenemos con el lobo" y ha advertido de que "si no se resuelve realizaremos más movilizaciones porque nuestra obligación es defender a nuestros ganaderos y a nuestros pueblos".

 

Las reivindicaciones de este colectivo se resumen en que "queremos que no haya lobos y si hay que sean pocos, controlados y que se pague justamente y pronto el daño que hagan. No queremos seguros".

 

En este sentido, Senovilla ha valorado la última reunión mantenida con el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, señalando que "nos dijo que se van a matar dos lobos y nos parece un insulto, no es suficiente".

 

 

Por su parte el presidente de UCCL Ávila, Jesús Muñoz, indicaba que "somos la provincia que porcentualmente tiene más ataques, raro es el día que no hay ninguno. Pedimos que ubiquen a los lobos en otro sitio, porque su convivencia con la ganadería extensiva es imposible". En última instancia, Muñoz manifestaba que "si esto no fuera posible, lo que hay que hacer es pagar pronto y bien".

 

El responsable de UCCL en Ávila ha pedido "que haya un control verdadero de los lobos, porque hasta ahora esto no se ha hecho bien".

 

Con respecto a las protestas, Muñoz ha advertido de que "intensificaremos cada vez más las movilizaciones, porque es un tema muy serio y hay ganaderos que llevan una gran cantidad de ataques y encima no les pagan, y eso ha radicalizado las posturas".

 

Jesús Muñoz afirma que "se nos ha escapado de las manos, hay una cantidad increíble de manadas, han favorecido la existencia del lobo sobre la ganadería extensiva y calculamos que hay veintitantas manadas entre 5 y 9 miembros".