Científicos identifican el interruptor que dice que es hora de ir a dormir

Incrementar el tiempo de sueño reduce la sensibilidad al dolor

Investigadores en el Centro para los circuitos neuronales y de comportamiento de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, ha identificado el interruptor en el cerebro que nos dice que es la dormir en un estudio realizado en moscas de la fruta.

El detonador funciona mediante el control de la actividad de un puñado de células nerviosas o neuronas que estimulan el sueño en el cerebro, de forma que se enciende cuando estamos cansados y necesitamos dormir y se apaga cuando estamos totalmente descansados.


"Cuando estás cansado, estas neuronas en el cerebro gritan en voz alta que hay que ir a dormir", pone como ejemplo el profesor Gero Miesenböck, de la Universidad de Oxford, en cuyo laboratorio se realizó la nueva investigación, que se publica en 'Neuron'. Aunque el trabajo se realizó en moscas de la fruta o 'Drosophila', los científicos dicen que este mecanismo del sueño es probable que sea relevante para los humanos.

Uno de los autores principales del estudio, Jeffrey Donlea, explica: "Hay un grupo similar de neuronas en una región del cerebro humano. Estas neuronas también están eléctricamente activas durante el sueño y, al igual que las células de las moscas, son el blanco de los anestésicos generales que nos ayudan a dormir. Por lo tanto, es probable que un mecanismo molecular similar al que hemos descubierto en moscas también opere en los seres humanos.

Los investigadores dicen que conocer el interruptor del sueño podría ayudar a identificar nuevas dianas para nuevos fármacos, potencialmente para mejorar los tratamientos para los trastornos del sueño. Sin embargo, los autores subrayan que aún queda mucho por descubrir y que más investigación podría dar una idea de la gran pregunta sin respuesta de por qué tenemos que dormir.

"La gran pregunta ahora es averiguar a qué señal interna del interruptor responde el sueño", dice otro de los autores del estudio, Diogo Pimentel, de la Universidad de Oxford. "¿Qué monitorean estas células para fomentar el sueño mientras estamos despiertos? -plantea--. Si supiéramos qué ocurre en el cerebro durante la vigilia que requiere restablecer el sueño, podríamos estar más cerca de resolver el misterio de por qué todos los animales necesitan dormir".

El cuerpo utiliza dos mecanismos para regular el sueño: uno de ellos es el reloj del cuerpo, que armoniza a los seres humanos y los animales con el ciclo de 24 horas del día y de la noche y el otro es el sueño 'homeostato', un dispositivo en el cerebro que hace un seguimiento de las horas de vigilia y nos envía a dormir cuando lo necesita. Este mecanismo representa un punto interno de quedarse dormido independientemente de los factores externos, de forma que, cuando está apagado o fuera de uso, el déficit de sueño se acumula.

"Lo que nos hace ir a dormir por la noche es, probablemente, una combinación de los dos mecanismos --afirma el profesor Miesenböck--. El reloj corporal dice que es el momento adecuado y el interruptor del sueño ha hecho presión durante un largo día de vigilia". Según este experto, el homeostático del sueño es similar al del termostato de nuestra casa, ya que mide el tiempo que ha estado despierta una mosca y enciende un pequeño grupo de células especializadas en el cerebro si es necesario.

"Es la potencia eléctrica de estas células nerviosas las que se ponen en marcha para llevar a las moscas a dormir", afirma. En moscas mutantes, los investigadores vieron que un componente molecular clave de la actividad eléctrica del interruptor está roto y las neuronas que inducen el sueño están siempre apagadas, causando insomnio.