Científicos de la USAL, en la vanguardia mundial por el desarrollo de nuevos rayos X

(Foto:Cristian Martin)

Ofreden "apoyo teórico" a los experimentos que se llevan a cabo en la Universidad de Colorado. Sus avances, en ciencia básica, pueden abrir nuevas vías en la nanotecnología o la biotecnología.

Los científicos del Grupo de Óptica Extrema de la Universidad de Salamanca trabajan junto a la Universidad de Colorado en la generación de rayos X a partir de radiación ultravioleta, que permitirán conocer “materias nunca vistas” por su pequeño tamaño.

 

 

El vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad de Salamanca, Juan Manuel Corchado, ha destacado este trabajo “extraordinario”, que ha permitido ya obtener unos “relevantes” resultados, recogidos por la revista Science.

 

Los investigadores Luis Plaja y Carlos Hernández, integrantes de esta Unidad de Investigación Consolidada, han destacado que estos avances de ciencia básica permitirán tener una mayor accesibilidad en la investigación de nanotecnología o en la búsqueda de nuevos fármacos.

 

Plaja y Hernández han explicado que estos láseres, procedentes de radiación ultravioleta, ayudarán a ver, por ejemplo, cómo se mueven los electrones en una molécula o conseguir imágenes en resolución nanométrica.

 

“Será una herramienta probablemente muy útil para la ciencia”, han incidido durante la presentación pública de los resultados de esta investigación, en la que la Universidad de Colorado hace los experimentos, “extraordinariamente caros”, y en la que la USAL ofrece “apoyo teórico”.

 

Carlos Hernández ha destacado que los investigadores de esta iniciativa científica ya trabajaron para el desarrollo de rayos X a través de láseres infrarrojos pero que ahora se han centrado en radiación ultravioleta con chorros de gas, con el fin de mejorar los resultados.

 

En un principio, los investigadores comprobaron que los resultados ofrecían pulsos cortos y desordenados pero han conseguido dotarlos de “técnicas de ajuste de fase” para una respuesta y un uso coherente.