Cien mil razones para decir gracias

DANI RODRÍGUEZ

La Hermandad de Donantes de Sangre de Valladolid celebra con un acto en Diputación el donante número 100.000 de la provincia.

100.000 donantes. Para ser más exactos, más de 100.000 donantes. Es la cifra que este viernes ha celebrado la Hermandad de Donantes de Sangre de Valladolid junto a la Diputación provincial, con un homenaje personalizado en el joven Diego Santamaría, el donante más cercano al número cien mil en la provincia vallisoletana.

 

Asimismo se han entregado varios reconocimientos a vallisoletanos que han superado el centenar de donaciones. Junto al presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, han estado el presidente de la Federación nacional de Donantes de Sangre, Martín Manceñido, y el de la hermandad de Valladolid, Nicolás Patino.

 

Patino ha relatado los orígenes de la hermandad vallisoletana allá por los años 1970, y que treinta años después se superaron los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud para llegar al autoabastecimiento. Asimismo, ha manifestado que un 24 por ciento de las donaciones de Castilla y León se reciben en la provincia de Valladolid.

 

Por su parte, el presidente de la Federación nacional de Donantes de Sangre, Martín Manceñido, ha ofrecido algunos datos relevantes. Castilla y León es la segunda comunidad autónoma en índice de donaciones, con 42 por cada mil habitantes, un número superior al de la medina nacional y “a años luz de otros países”.

 

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, ha recordado que la Hermandad de Donantes es Medalla de Oro de la provincia de Valladolid  y ha manifestado que el acto de la donación es la mayor expresión de la solidaridad. “Solidaridad a ciegas porque consiste en dar y no saber a quién”.

 

GH