Cielos pocos nubosos durante el fin de semana, a excepción del este

Un embolsamiento de aire frío en los niveles altos de la atmósfera provocará este sábado chubascos en el este y en el extremo norte de la Península y en Baleares y en el tercio este peninsular estarán ocasionalmente acompañados de tormenta y serán localmente fuertes, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
MADRID, 30 (EUROPA PRESS)



La inestabilidad se reducirá este domingo al tercio sudeste peninsular y a Melilla y estos chubascos serán menos probables e intensos. Además, también se podrían producir algunas lluvias débiles en el Cantábrico Oriental y Pirineo occidental. Sin embargo, en el resto del país predominarán los cielos poco nubosos.

La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha precisado a Europa Press que esta situación se debe a una vaguada en altura que pasará por el norte de la Península, pero ha comentado que es difícil de prever exactamente en que lugares habrá mayor inestabilidad y precipitaciones. En todo caso, ha añadido que todo apunta a que el miércoles será el día con mayor probabilidad de precipitaciones y chubascos fuertes, sobre todo en Pirineos.

En cuanto a las temperaturas, se espera que suban el domingo de forma ligera a moderada en el norte de la Península y el viento soplará moderado a fuerte del nordeste en Canarias, flojo a moderado del este en el litoral andaluz y de componente norte en el resto del país, con intervalos de fuerte en el Valle del Ebro.

Respecto a la próxima semana, ha señalado que la AEMET prevé que predominarán los cielos poco nubosos o despejados en la mayor parte del país, menos en el extremo norte de la Península y en Baleares, donde es posible alguna precipitación.

Sin embargo, a medida que vaya avanzando la semana irá aumentando la inestabilidad en la mitad norte y podría haber precipitaciones que serán más probables en el extremo norte, sobre todo el miércoles, un día en que se prevé que alcancen intensidad fuerte en algunas zonas de Pirineos.

Al principio de la semana subirán los termómetros de forma moderada (3 a 6 grados centígrados) en la mayor parte de la península y tenderán a descender a partir del miércoles. Mientras, en Canarias continuarán los vientos alisios con cielos nubosos en el norte de las islas de mayor relieve y poco nubosos en el resto.

En concreto, Casals ha añadido que el lunes y el martes los termómetros subirán en gran parte del país de forma moderada, al igual que el miércoles, pero que a partir de ese día comenzarán a descender, excepto en el cuadrante sureste peninsular.

"Cuanto más al norte y al oeste más descienden. En Sevilla, la bajada puede ser de uno o dos grados centígrados, pero en el extremo norte podría ser de unos cinco grados centígrados, aunque el viernes recuperarán unos cuatro o cinco grados centígrados en Pirineos", h a comentado.

Por otra parte, ha manifestado que la tendencia general para la primera semana de junio será de precipitaciones ligeramente inferiores a las normales en el interior de la Península y ligeramente superiores en Galicia y Canarias y que serán normales en el resto. Mientras, del 9 al 22 de junio "es probable" que las precipitaciones en el conjunto de España sean las normales para esta época del año.

Mientras, la tendencia en las temperaturas para este periodo será de valores ligeramente inferiores a los normales en Canarias, mientras que en la Península es probable que del 2 al 8 de junio sean ligera o moderadamente inferiores a las normales en el cuadrante noroeste peninsular, área pirenaica y Extremadura y que serán normales, o ligeramente inferiores a las normales en el resto de la Península y Baleares.

Finalmente, entre el 9 y el 22 de junio se prevé que los termómetros estén en torno a los registros habituales para esta época del año en Baleares y en toda la Península salvo en los litorales gallego y cantábrico donde pueden ser ligeramente inferiores. "Junio no va a ser seguramente un mes frío aunque tampoco será muy cálido", ha concluido.