Chile vuelve a dejar a la Argentina de Messi sin Copa América

Chile, campeona de la Copa América

Chile ha conseguido proclamarse campeón de la Copa América Centenario ante Argentina en la tanda de penaltis (2-4), después de una final sin goles en la que los chilenos han conseguido revalidar el título.

 

FICHA TÉCNICA.


ARGENTINA: Romero; Mercado, Funes Mori, Otamendi, Rojo, Mascherano, Banega (Lamela, min.111), Biglia; Higuaín (Agüero, min.70), Di María (Kranevitter, min.57) y Messi.

CHILE: Bravo, Jara, Medel, Beauséjour, Isla; Díaz, Aránguiz, Vidal; Vargas (Castill0, min.109), Alexis (Silva, min.104) y Fuenzalida (Puch, min.80).

TANDA DE PENALTIS.

0 - 0, Vidal (falla).

0 - 0, Messi (falla).

0 - 1, Castillo (gol).

1 - 1, Mascherano (gol).

1 - 2, Arangúniz (gol).

2 - 2, Agüero (gol).

2 - 3, Beausejour (gol).

2 - 3, Biglia (falla).

2 - 4, Silva (gol).

ÁRBITRO: Heber Roberto Lopes (BRA). Expulsó al chileno Díaz por doble amarilla (min.16 y 28) y al argentino Rojo con roja directa (min.43. Amonestó a Mascherano (min.37), Messi (min.40) y Kranevitter (min.94) por parte de Argentina; y a Vidal (min.37), Beauséjour (min.52) y Aránguiz (min.69), por parte Chile.

ESTADIO: MetLife Stadium de Nueva Jersey. 82.026 espectadores.

El primer susto del encuentro lo dieron Alexis Sánchez y Charles Aránguiz por parte de Chile. Sánchez, a los 7 minutos, y Aránguiz, un minuto más tarde, tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos, pero finalmente pudieron continuar sobre el césped del MetLife Stadium. Por su parte, Messi intentaba abrir la lata del modo que últimamente parece haberse convertido en su especialidad, de falta.


No obstante, fue Gonzalo Higuaín quien gozó de la primera gran oportunidad del partido. El 'Pipita' desperdició una gran ocasión tras hacerse un hueco en el área entre la defensa chilena y rematar desviado del poste izquierdo de la portería defendida por Claudio Bravo. De este modo, Nicolás Otamendi también lo intentó con un cabezazo que salió ligeramente desviado del palo derecho.

Por su parte, Chile se quedó con diez a la media hora de partido. Marcelo Díaz, que fue el primer amonestado del partido a los 16 minutos, vio la roja por doble amarilla tras cometer falta, en la que se empleó con dureza, sobre Messi. Los del 'Tata' Martino intentaron aprovechar sin éxito la superación numérica, pero antes del descanso Marcos Rojo vio la roja directa tras entrar por detrás a Arturo Vidal.

Tras el paso por vestuarios, ambas escuadras no gozaron de muchas oportunidades y tanto Martino como Juan Antonio Pizzi realizaron importantes cambios. El argentino sacó del terreno de juego a Ángel di María y a Higuaín por Matias Kranevitter y Sergio Agüero, respectivamente, y Pizzi sustituyó a José Fuenzalida por Edson Puch.

Sin embargo, los cambios no surgieron efecto y el partido llegó hasta la prórroga, donde Eduardo Vargas casi adelanta a Chile tras rematar un centro que detuvo Sergio Romero. Agüero lo intentó, también de cabeza, para Argentina, pero se topó de nuevo con Bravo, que desvió un fuerte cabezazo a córner.

Para acabar con sus últimas opciones, el seleccionador chileno ordenó el cambio de Alexis Sánchez por Francisco Silva y el de Nicolás Castillo por Eduardo Vargas, y Martino retiró a Ever Banega y metió sobre el verde a Erik Lamela. De nuevo, los seleccionadores no acertaron y el partido se vio obligado llegar una tanda de penaltis cargada de sorpresas.

Arturo Vidal fue el primero en lanzar desde los once metros y parece que la presión le pasó factura porque no fue capaz de poner a su equipo por delante. Le siguió Messi y sorprendentemente lanzó el balón muy desviado por encima de la portería de Bravo, dejando las cosas igual que estaban.

Finalmente, Castillo y Aranguiz y Javier Mascherano y Agüero si consiguieron anotar sus respectivos lanzamientos, y hubo que esperar al cuarto lanzamiento para saber quién iba a ser el campeón de la Copa América Centenario. Lucas Biglia falló otra pena máxima para la albiceleste y Francisco Silva, que engañó a Romero, fue el encargado de anotar el penalti que dio la victoria a su selección, convirtiéndola en campeona del título por segunda vez consecutiva.