CGT tacha de "cantos de sirena" las propuestas de subidas salariales de Michelin Valladolid

La sede de Michelin, a vista aérea, de Valladolid. TRIBUNA

Desde el sindicato aseguran que estas subidas salariales son "absorbidas" por los recortes sufridos por el acuerdo de 2013 y por la pérdida de poder adquisitivo del anterior convenio.

El sindicato CGT ha tachado de "cantos de sirena" las propuestas de subidas salariales de los trabajadores de Michelin pues son "absorbidas" por los recortes sufridos a partir del acuerdo de abril de 2013 y por la pérdida de poder adquisitivo ligada al anterior convenio.

 

Según consta en un comunicado emitido por CGT y recogido por Europa Press, durante la vigencia del convenio 2011-2014 los sindicatos CCOO-UGT-CSIF pactaron un acuerdo regresivo con Michelin (abril de 2013), gracias al cual se abarataban pluses y se flexibilizaba a la plantilla "hasta extremos irracionales".

 

Ante la imposibilidad de aplicar la reforma laboral y descolgarse del convenio, "ya que hubiera supuesto enfrentamientos con la plantilla y con la justicia", la empresa, según las mismas fuentes, tomó la vía de la negociación y gracias a la colaboración de los sindicatos mayoritarios consiguió el cien por cien de sus objetivos "sin siquiera despeinarse".

 

Finalizada la vigencia del convenio y tras los "ingentes beneficios" publicados, comienza la negociación de un nuevo convenio y de nuevo la multinacional del caucho "desenfunda su tijera" y propone recortar los salarios a los nuevos ingresos, hasta pagar dos euros menos la hora por el mismo trabajo, además aumentar la edad de prejubilación, vía contrato relevo, para toda la plantilla.

 

"Estas son las pretensiones de una multinacional que en la península ha llegado a doblar sus beneficios durante los años más duros de la crisis", han afirmado. La empresa ha convocado una nueva reunión de negociación para el día 10 de septiembre, con la "amenaza" de que se mantendrá firme en sus propuestas.