Cesc lidera la goleada de un discreto Barcelona

El Barça suma y sigue, pero no desprende la brillantez que acostumbró con versiones anteriores.

 

 

FICHA TÉCNICA

 

RESULTADO: CELTA DE VIGO, 0 - FC BARCELONA, 3. (0-1, al descanso).

 

CELTA DE VIGO: Yoel; Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Aurtenetxe (Toni, min.56); Oubiña, Álex López, Rafinha, Augusto (Mina, min.59); Nolito (Orellana, min.69) y Charles

 

FC BARCELONA: Valdés; Alves, Puyol, Bartra, Adriano (Montoya, min.32); Busquets, Song, Cesc (Iniesta, min.69), Pedro, Alexis (Tello, min.82); y Messi.

 

GOLES:

 

   0 - 1, min.9, Alexis Sánchez.

 

   0 - 2, min.48, Cesc Fábregas.

 

   0 - 3, min.57, Cesc Fábregas.

 

 ÁRBITRO: Fernández Borbalán (C.Andaluz). Amonestó a Rafinha (min.24), Augusto (min.33) y Cabral (min.38) en el Celta; y a Cesc Fábregas (min.30) en el Barcelona.

 

ESTADIO: Balaídos.

Un doblete de Cesc Fábregas, al comienzo de la segunda mitad, y otro gol de Alexis Sánchez dieron al FC Barcelona una cómoda victoria sobre el Celta de Vigo (0-3), en un partido de la undécima jornada que ratificó a los blaugranas en lo más alto de la Liga BBVA tres días después del 'clásico'.

 

El Barça suma y sigue, pero no desprende la brillantez que acostumbró con versiones anteriores. Alexis golpeó muy pronto, ante la candidez de los celestes, y Cesc dejó el encuentro visto para sentencia con un doblete en los diez primeros minutos del segundo acto. Pan comido para los culés, que encontraron poco rival delante.

 

Alexis abrió la cuenta a los nueve minutos, tras un disparo del propio Cesc que rechazó Yoel. El chileno, en estado de gracia, no tuvo problemas para colocar el 0-1 sin oposición. El Celta, que llegaba a la cita tras su goleada en Málaga, despertó con el croché, pero tardó más de media hora en visualizar a Víctor Valdés.

 

Rafinha lo intentó con un lanzamiento cruzado que se perdió por poco y dos jugadas después, el Celta completó su nómina de ocasiones con la más clara, un gol anulado a Charles por una dudosa falta a Valdés. A partir de aquí, el Barça durmió el encuentro hasta el descanso.

 

Con Puyol en el centro de la zaga, que regresó tras su aparición en Pamplona, y Song en el once, Martino apostó por dar minutos a los menos habituales, situación que se acrecentó tras las molestias de Adriano, que no pudo concluir el acto inicial. Montoya, muy seguro, entró en su lugar.

 

A partir de ahí, el Barça mejoró la circulación y salió dispuesto a cerrar el envite. El 0-2 fue obra de Cesc, que marcó con un disparo desde fuera del área. El de Arenys de Mar contó con la ayuda de Yoel, cuya estirada permitió al balón golpearle en la espalda y terminar en gol.

 

NOLITO, AL LARGUERO

 

Para colmo celeste, Cesc logró el segundo de su cuenta diez minutos después. El '4' culé sacó jugo de una buena jugada de Messi para batir por bajo al meta local. Desde ahí, el Barça se encontró con un tiro al larguero de Nolito, pero nada que le impidiese vivir muy cómodo hasta el minuto 90, sobre todo por el colchón que le otorgaba el marcador.

 

En ese tramo final llegó el empecinamiento de Messi para no marcharse de vacío. El argentino, que lo intentó por activa y por pasiva, redobló esfuerzos sin éxitos en un partido que Neymar vio desde el banquillo. Un banquillo, pero el de enfrente, el que comienza a quemar a Luis Enrique, que no pudo contra 'su' Barça y que ve como está sólo un punto por encima del descenso.