Cerca de 300 personas analizan en Valladolid los últimos avances en esterilización sanitaria

El consejero de Sanidad, Antonio María Saez Aguado. TRIBUNA

La cita, de carácter bianual, ha servido para "poner al día" los conocimientos en esterilización.

Cerca de 300 personas han abordado en Valladolid los últimos avances en alta desinfección y esterilización, un área sanitaria con una alta innovación en los últimos años y de gran importancia por lo que supone en cuanto a seguridad biológica.

 

Numerosos expertos se han dado cita en el XXII Congreso Internacional del Club Español de Esterilización (CEDEST), que se ha desarrollado en la Feria de Valladolid desde el día 21 y que ha clausurado este viernes el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado.

 

La cita, de carácter bianual, ha servido para "poner al día" los conocimientos en esterilización, algo "fundamental" en los materiales con los que se trabaja en centros hospitalarios y sanitarios, donde hay que "eliminar" cualquier ser vivo que pueda contagiar una enfermedad, ha explicado el presidente del Comité organizador del encuentro, el doctor Javier García-Cruces.

 

Aunque es una técnica que se comenzó a utilizar a mediados del siglo XIX, ha incidido en que se ha innovado "muy deprisa" y hoy en día cuenta con técnicas "muy complejas" porque hay gérmenes que mutan o registran cambios. Así, el doctor García-Cruces ha señalado que "día a día" tienen que superarse a sí mismos para lograr la "más absoluta" seguridad del paciente.

 

El sector ha avanzado mucho y ha buscado nuevas técnicas que permitan la esterilización de determinados materiales cuando no soportan el calor, algo que ha adquirido una importancia creciente y que se ha abordado en este encuentro.

 

BUENA ORGANIZACIÓN

 

El presidente del Comité organizador ha explicado que en los hospitales se ha organizado muy bien este área de esterilización, en el que cada vez participan más los médicos y ha incidido en que el dinero que se ahorra con estas técnicas es de tal magnitud que no aciertan a discernir su cuantía, por lo que no resulta "caro" mantener una central de esterilización, más aún ante la gran competencia del sector.

 

En este marco, el consejero de Sanidad ha destacado lo "básico" de este servicio, más aún cuando 6 de cada 100 pacientes ingresados sufren algún tipo de infección, una cifra que se tiene a reducir, tras lo que ha aclarado que no sólo ocurre en los quirófanos, sino también puede darse a través de la tecnología electromecánica o el vestuario.

 

A este respecto, García-Cruces ha explicado que en los últimos 25 años se ha bajado del 11 al 6 por ciento el número de infecciones, pero considera que hay que seguir trabajando.