Cerca de 200 personas se manifiestan en Valladolid contra la violencia de género

Concentración en Fuente Dorada contra la violencia de género. JUAN POSTIGO
Ver album

Hombres y mujeres han mostrado sus condolencias hacia María Henar, asesinada en Medina, y han animado a denunciar a los agresores con un manifiesto.

El asesinato de María Henar en Medina del Campo en otro caso más de violencia de género ha dolido mucho a toda España, pero especialmente en Valladolid. Este viernes era el momento de que la ciudad presentase sus respetos y reivindicase el derecho de mujeres y hombres a defenderse ante esta lacra social que hoy en día está tan de actualidad. Unas doscientas personas decidieron reunirse en Fuente Dorada para ello.

 

Tras la lectura de un manifiesto en el que se recordaba que hay mujeres que sufren violencia de género y no lo denuncian, por lo que en muchos casos se acaba llegando a casos como el de Medina, se procedió a un solemne minuto de silencio.

 

“No podemos quedarnos indiferentes ante esta situación, es terrorismo de estado y nadie lo contempla”, explicaba después Milagros, vocal y representante de Adavasymt – Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos-. “Se mata impunemente y no se ponen los medios suficientes. La chica de Medina tenía 32 años”

 

Y es que, según Milagros, un tercio de las mujeres asesinadas de esta manera tienen menos de treinta años. “Al contrario de lo que pensamos muchos chicos jóvenes no tienen la formación adecuada. Haría falta esa asignatura de igualdad tanto en colegios como universidades, porque hoy día se ha llegado a una superficialidad a través de Whatsapp, las teleseries, internet... Es todo tan banal e instantáneo que no se puede analizar nada, por lo que la gente joven no se preocupa, no da importancia a cosas que son principio de malos trato”.

 

Las doscientas personas reunidas, después del minuto de silencio, entonaron varios cánticos como “¿a cuántas más tienen que matar?”, “el machismo también es terrorismo” o “jueces y fiscales también son culpables”. Una triste realidad que tuvo su pequeño escenario este viernes en la Plaza de Fuente Dorada en Valladolid.

Noticias relacionadas