Cerca de 18.000 moteros tiñen la niebla de color en el Desfile de Banderas

Ver album

Los moteros marcharon desde Puente Duero hasta la Acera de Recoletos la mañana de este sábado, en uno de los actos más representativos del evento año tras año.

La mañana, a pesar de la espesa niebla que cubría Valladolid y Puente Duero desde primera hora, era sin duda la idónea. Difícil que no lo fuera cuando unos 18.000 moteros se habían reunido en Puente Duero para hacer el clásico Desfile de las Banderas desde el campamento Pingüino hasta el centro de la ciudad, concretamente hasta la Acera de Recoletos.

 

Motores rugiendo, cláxones que sonaban sin parar y mucha adrenalina para sorprender a toda España. Y banderas, por supuesto. La carretera hasta Valladolid se convirtió en un enorme gusano vestido por cientos de colores y de telas de todos los tamaños, con millones de mensajes diferentes. Un bello espectáculo digno del mejor evento motero de España.

 

Y es que no cabía un alfiler entre los allí presentes, difícil era ‘colarse’ en la enorme fila que habían formado los vehículos de dos ruedas, con sus dueños de nacionalidad italiana, rumana, rusa, china, sudamericana, francesa, por supuesto española… y muchas más. Nadie quiere perder la presente edición de Pingüinos.

 

Así, plagado de buen ambiente y mientras el sol comenzaba a abrirse paso entre la niebla que empezó a debilitarse a media mañana, se llegó al centro de la ciudad, convirtiendo aquello en un hervidero de exhibiciones y comparaciones entre los allí presentes, muchos con su correspondiente bandera. Pingüinos 2014 sigue adelante.