Cementos Portland cerrará fábricas no rentables y venderá activos ante la caída de la demanda nacional

El Consejo de Administración de Cementos Portland Valderrivas ha revisado el plan de negocio 2012-2021 para reducir costes y recuperar la rentabilidad del Grupo ante la "negativa evolución" del mercado español, que "ha empeorado más de lo previsto" por la falta de actividad de la construcción.
MADRID, 8 (EUROPA PRESS)



La filial del grupo FCC ha decidido profundizar en las medidas de ajuste definidas en su llamado 'Plan NewVal 2012-2013' y ha anunciado que sólo mantendrá operativas las plantas de hormigón, árido y mortero que les sean rentables o necesarias por su situación estratégica.

En materia laboral, Cementos Portland llevará a cabo recortes salariales y expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE) en el negocio de cemento a través del cierre temporal de fábricas.

Además, el grupo ajustará su estructura corporativa, simplificará su esquema societario y abordará un plan de desinversiones en activos no estratégicos tanto en el cemento como en los negocios de árido, hormigón y mortero.

Como consecuencia de estos ajustes, la compañía racionalizará la estructura corporativa, tanto de personal como de oficinas, para adecuarla a sus necesidades operativas.

Según la empresa, las previsiones incluidas en el plan de negocio muestran que, con estas medidas, "recuperará un nivel de rentabilidad muy atractivo en cuanto se normalice la demanda en España".

Cementos Portland ha señalado que la actividad internacional, que aporta ya más de la mitad de la cifra de negocio del Grupo (casi el 57%), no basta para compensar el hundimiento de la demanda en España, por lo que ha aprobado la revisión de su plan de negocio para recuperar rentabilidad.

Esta decisión se produce tras los recientes nombramientos de José Luis Sáenz de Miera como presidente y consejero delegado de la compañía, y de Alicia Alcocer Koplowitz como vicepresidenta.

La empresa ha comunicado este miércoles que su beneficio atribuido ha alcanzado los 61,6 millones de euros en el primer trimestre, frente a las pérdidas de 31 millones de euros registradas un año antes, incluidas plusvalías por importe de 89 millones de euros.