Ceiss no podrá dar crédito a las promotoras inmobiliarias y deberá reducir su tamaño

Sede histórica de Caja Duero en Salamanca.

Operará solo en su territorio natural, Castilla y León y la provincia de Cáceres, se centrará en el crédito minorista y a pymes y tendrá que reducir costes, con un nuevo ajuste de plantilla y oficinas.

De conformidad con los planes de reestructuración aprobados por el Banco de España y la Comisión Europea, y propuestos por el FROB, Banco Ceiss centrará sus actividades bancarias en la financiación minorista y a las pymes en sus principales regiones de actividad, esto es, Castilla y León y la provincia de Cáceres. Además, deberá dejar de conceder financiación a los promotores inmobiliarios y limitará su presencia en actividades mayoristas.

 

El nuevo plan también incluye nuevas medidas de reestructuración. En consecuencia, el balance de Banco Ceiss se reducirá en un 28 % entre 2012 y 2016. Además, deberá realizar nuevos esfuerzos de reducción de costes, en forma de reducción de plantilla y cierre de más oficinas.

 

Esto contribuirá, según el Ejecutivo comunitario, a reforzar sus posiciones de capital y de liquidez y reducirá su dependencia respecto de la financiación del sector mayorista y del banco central. Por otra parte, el nuevo plan confirma la transferencia de la exposición de Banco Ceiss al sector de la promoción inmobiliaria a Sareb, suprimiendo así de su balance estos riesgos.

 

"Las medidas de reestructuración aprobadas son adecuadas para corregir las deficiencias de Banco Ceiss y proporcionan datos suficientes para concluir que se restablecerá su viabilidad, particularmente en el contexto de su adquisición por Unicaja", ha concluido la Comisión.