CECALE y FEACYL reclaman una política impositiva favorable que incentive nuevos proyectos de inversión

CECALE y FEACYL califican de alentadores los datos de EPA hechos públicos hoy, que ponen de manifiesto que el paro cayó en 3.100 personas en el tercer trimestre de 2013, un 1,25%, y el empleo ha aumentado ligeramente (0,7%) No obstante, ambas organizaciones señalan que, aunque continúa la moderación de la destrucción de empleo, hay que mantener la prudencia y esperar a los próximos meses para comprobar si se consolida esta tendencia.

Sin embargo, CECALE y FEACYL creen que aún existen asignaturas pendientes que podrían ayudar a intensificar ese incipiente cambio de tendencia, como son la necesidad de seguir apostando por medidas de flexibilidad en el mercado laboral que impulsen la creación de empleo, junto con aquellas que dinamicen la actividad económica y simplifiquen el marco regulatorio, para seguir mejorando el nivel de competitividad de nuestra economía, y sentar las bases para que las empresas generen empleo de forma sostenida cuando se inicie la recuperación.


Es urgente, además, una política impositiva que incentive la realización de nuevos proyectos de inversión y que sean estables en el tiempo, una efectiva unidad de mercado, una simplificación administrativa, una reducción de los costes empresariales o la dotación de crédito a las empresas; acciones que deberían emprenderse de forma efectiva y urgente, para impulsar la necesaria actividad productiva, situación imprescindible para que se cree empleo.


Los empresarios de Castilla y León consideran que, aunque la economía parece entrar en una fase de lento pero progresivo crecimiento gracias a un comportamiento menos negativo de la demanda interna y a la favorable evolución de las exportaciones, no se podrá hablar de recuperación hasta que exista un aumento del empleo que incida en el incremento del consumo.