Cecale y Feacyl consideran "urgente que fluya el crédito a las empresas y se reduzca la presión fiscal"

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) y la Federación de Autónomos de Castilla y León (Feacyl), una vez conocidos los datos del paro de octubre, han insistido hoy en la necesidad de impulsar, de forma decidida y realista, la creación y consolidación de empresas al considerar que son las verdaderas generadoras de riqueza y empleo.

VALLADOLID, 5 (EUROPA PRESS)



Para ello, ambas organizaciones, a través de un comunicado, recalcan la urgente necesidad de que fluya el crédito hacia la actividad empresarial y que se reduzca la presión fiscal como medidas imprescindibles para que se impulsen el consumo y la inversión y, por tanto, la creación de empleo.

Indican que, pese al aumento del paro en 5.797 personas, un 2,48%, en octubre, mes tradicionalmente negativo para el empleo por el fin de la temporada estival, la intensidad de la subida del desempleo ha sido menor a la registrada en el mismo mes de 2012, situación que, como así destacan, podría estar apuntando una cierta mejoría que esperan sea una realidad en los próximos meses.

No obstante, entienden que es necesario intensificar la colaboración público-privada con el fin de implementar una mayor eficiencia en la gestión y, sobre todo, en la casación de la oferta y la demanda en el mercado laboral, así como ajustar más la cualificación de los empleados a la realidad actual de los mercados.

En este contexto, consideran, además, que es necesario seguir llevando a cabo medidas y reformas que permitan recuperar la confianza, estimular la actividad económica y, por tanto, aumentar la competitividad empresarial.

Para ello, ven preciso acometer de forma más decidida la reforma del sector público empresarial, profundizar en la liberalización de sectores que aún perviven en condición de oligopolios, así como reducir aquellos gastos públicos no vinculados a mejoras de productividad y perseguir el intrusismo profesional.

Todo ello, con el fin de ir diseñando un marco proclive al emprendimiento, a la investigación y transferencia tecnológicas, así como a la innovación, como factores necesarios para fortalecer el nivel de competitividad de las empresas, su grado de internacionalización y, por tanto, su capacidad de creación de empleo.