Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Cecale espera tener lista la auditoría de la etapa Terciado en un mes

Santiago Aparicio y José María Esbec, en la rueda de prensa posterior a la Junta

El actual presidente de Cecale alega problemas con la auditora para explicar el retraso pero advierte que la Junta Directiva será soberana para decidir tras conocer el contenido de las cuentas. 

La última etapa en la gestión económica de la Patronal regional puede estar a punto de cerrarse. Su actual presidente, Santiago Aparicio, ha anunciado que la auditoría de cuentas sobre Cecale deberá estar lista en el plazo de un mes. El documento deberá arrojar luz sobre la gestión llevaba a cabo por el expresidente Jesús Terciado, que ha obligado a un plan extraordinario de viabilidad que pasa por que las asociaciones provinciales pongan 1,6 millones de euros para cuadrar el agujero que Terciado dejó en las cuentas al marcharse.

 

La reunión de la Junta Directiva celebrada en Zamora ha servido para que los presidentes de las territoriales pusieran sobre la mesa la marcha del plan de viabilidad. Lo más importante era conocer el compromiso para pagar entre todos, y en función de la importancia de cada asociación, 1,6 millones de euros que hacían falta de manera urgente para que Cecale no se viera en riesgo de disolución.

 

Visto este punto quedaba uno no menos importante que es el de la auditoría de gestión. Este documento exigido por la mayoría de provincias debe aclarar cuáles fueron las responsabilidades y las decisiones que llevaron las cuentas de Cecale practicamente al colapso. 

 

El actual presidente no dudó en afirmar cuando llegó al cargo que la patronal autonómica estaba en serio riesgo de disolución por el desastroso estado de sus cuentas, que hacía urgente esa aportación extraordinaria de 1,6 millones. A ese punto se llegó por la dudosa gestión del equipo de Terciado cuyo uso de la tarjeta de crédito corporativa, los fondos para representación y los gastos personales han sido objeto de dudas e incluso de una querella por parte de la patronal salmantina Confaes. 

 

Los presidentes de las provinciales quieren saber de quién es la responsabilidad y el propio Aparicio ha asegurado hoy mismo que la Junta Directiva tendrá en breve conocimiento de la auditoría y que a partir de entonces será soberana de decidir sobre los pasos que se darán para terminar de aclarar el legado de la etapa Terciado.