Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Cecale defiende que desde un principio abogó por el acuerdo con sindicatos sobre la renovación de convenios colectivos

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) ha emitido un comunicado en el que responde a las críticas emitidas por Comisione Obreras (CC.OO) y UGT relacionadas con la renovación de los convenios colectivos y ha destacado su apuesta por "alcanzar acuerdos y negociar" los mismos una vez vencida la fecha.



VALLADOLID, 5 (EUROPA PRESS)



En el texto remitido a Europa Press, Cecale ha afirmado que "siempre" ha abogado por alcanzar un acuerdo en las negociaciones con los representantes sindicales, tanto en relación con la negociación del Acuerdo Interprofesional de Solución Autónoma de Conflictos Laborales de Castilla y León (Asacl), como en la Comisión Consultiva Regional de Convenios, con una "única" posición "firme, clara y unánime", a la vez que ha negado la postura de manifiesto UGT y CC.OO, ya que los participantes en las reuniones estaban "perfectamente legitimados" para negociar en nombre de la Confederación.

En materia de ultraactividad, Cecale entiende que los representantes sindicales, a pesar de tener como referencia el acuerdo nacional sobre esta materia, han pretendido ir "más allá de los propios términos del mismo", por lo que, en su opinión, han planteado propuestas para arbitrar procedimientos en los supuestos de finalización de los plazos que la ley establece para negociar, "sin haber llegado a un acuerdo y sin que las propuestas les hayan servido a los sindicatos".

Es por esto que Cecale no ve la necesidad de que haya que ampliar el plazo de la ultraactividad, ampliación no contemplada en la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, ni en el Estatuto de los Trabajadores, por lo que la postura de la Confederación es "clara y contundente" en este aspecto, mientras que apuestan por la negociación de los convenios colectivos e intentarán dar solución en las propias mesas de negociación a aquellos convenios vencidos con anterioridad a Ley 3/2012.

En relación con la negociación del Asacl, en el ámbito del Servicio de Relaciones Laborales (Serla), Cecale piensa que los representantes sindicales han pretendido, igualmente, "ir más allá de los acuerdos nacionales", y remiten a la petición de establecer el arbitraje "obligatorio" y "no voluntario" como establece el mencionado Acuerdo Nacional, o el establecimiento del sistema de votaciones en la Comisión Consultiva Regional de Convenios.

En este sentido, la Confederación ha subrayado en el comunicado que "no es justo" que recaiga siempre la responsabilidad ante la falta de acuerdo a la parte empresarial, cuando son las propias organizaciones sindicales las que se han separado de los acuerdos alcanzados en estas materias por sus representantes a escala nacional.

Por todo esto, Cecale ha concluido que siempre ha estado "abierta" a las negociaciones, y que ha intentado "flexibilizar" incluso lo dispuesto en los acuerdos nacionales, aunque siempre en el marco de los mismos, encontrándose con posturas "muy alejadas" por parte de los sindicatos, que han desembocado en una falta de acuerdo, debido a la "ambición de las pretensiones sindicales".

No obstante, y tal y como siempre se ha mantenido desde la patronal, la voluntad de la Confederación es "apostar por el Diálogo Social" y los acuerdos entre los agentes sociales y económicos, así como por el mantenimiento y negociación de los convenios en sus respectivos ámbitos y sectores.

Cecale ha puesto de manifiesto que, tal y como subrayan los representantes sindicales, el problema de la ultraactividad se ha reducido a la "mínima expresión" --pues afecta a menos del 2 por ciento de los trabajadores de Castilla y León--, lo que demuestra la "voluntad" de las organizaciones empresariales por alcanzar acuerdos con los representantes de los trabajadores. Por otra parte, denuncian que los datos expuestos por UGT y CCOO sobre los convenios colectivos afectados "no se ajustan a la realidad".