CCOO pide eliminar "líneas rojas" en la negociación del convenio siderometalúrgico de Valladolid

Este lunes habrá una concentración para exigir las bases de este convenio que lleva cuatro meses de negociación.

Comisiones Obreras ha convocado el próximo lunes una concentración para pedir a la patronal que elimine las "líneas rojas" que ha establecido en la negociación del convenio siderometalúrgico de Valladolid después de cuatro meses de negociación.

 

Así lo explicarón el responsable de Industria CCOO de Valladolid, Jesús Jáñez, y el secretario de Acción Sindical de Industria, Luis Cañas, quienes reclamaron a la patronal "reflexión" para retomar el proceso de negociación emprendido hace cuatro meses que no ha dado frutos satisfactorios en un convenio que afecta a entre 5.000 y 6.000 trabajadores de la provincia.

 

Jáñez, en declaraciones a Europa Press, explicó que después de una docena de reuniones se acordó en asamblea con los trabajadores, junto a UGT, presentar cuatro puntos reivindicativos fundamentales a la empresa y ver la posibilidad de llegar a estos acuerdos o acudir al Servicio de Relaciones Laborales de Castilla y León (Serla).

 

En concreto, se planteó un convenio a dos años (2015-2016), aumento salarial de un 0,75 y un 1,25 por ciento para estos ejercicios pero en todos los conceptos y negociar la compensación-absorción que provoca que muchos trabajadores vean reducidos incrementos salariales de convenios propios o pactos con empresas tras pasar al convenio provincial.

 

Asimismo, los sindicatos plantearon pagar ante una incapacidad transitoria un 60 por ciento del salario desde el primer día -ahora los tres primeros días no se abona- o, en su caso, mejorar la mejorar la incapacidad transitoria por enfermedad profesional o accidente de trabajo.

 

Sin embargo, la patronal les dejó "descolocados" porque en lugar de contestar sobre la posibilidad de acordar estos puntos se les hizo una contraoferta a pesar de se habían alcanzado algunos acuerdos sobre otros conceptos. La propuesta pasaba por un convenio a dos años con subidas de 0,7 y 1,2 por ciento pero sólo salariales, no en dietas y por uso de vehículo, por ejemplo; mantener la compensación-absorción; y en cuanto a la incapacidad transitoria mantenerla igual y la derivada de accidente o enfermedad pagar desde el décimo día hasta 6,5 meses.

 

Ante esta situación, mientras UGT decidió analizar la propuesta a pesar de lo acordado, CCOO acudió al Serla para evitar estar con contraofertas de forma indefinida.

 

SIN ACUERDO

 

Sin embargo, tampoco se llegó a acuerdo alguno e incluso la patronal utilizó lo que hasta el momento no había hecho, plantear unas "líneas rojas" en lo que se refiere a la compensación-absorción y las dietas.

 

Según Jáñez, la patronal acudió al Serla reforzada por la decisión del otro sindicato (hay paridad en la negociación) de analizar la contraoferta realizada y sin presencia de las personas que habían estado en las negociaciones, dado que acudieron el presidente de la patronal y un abogado.

 

Así, ante esta situación, los trabajadores no quieren que la patronal diga "la última palabra" y por ello CCOO ha convocado una concentración ante la sede de la patronal, en la calle Castelar, a partir de las 12.00 horas, a la que ha invitado a asistir a los trabajadores que puedan con el fin de llamar la reflexión para retomar el proceso de negociación.