Catalá cree que la Ciudad de la Justicia en el colegio El Salvador se retrasaría hasta 2026

Rafael Catalá en su discurso durante la toma de posesión de la nueva delegada del Gobierno. A. MINGUEZA

El ministro de Justicia asegura que con el proyecto anterior en Villa del Prado y Girón, las sedes podrían estar unificadas entre 2017 y 2018.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado que el Campus de Justicia de Valladolid podría dilatarse hasta 2026 si se cambia la ubicación al colegio de El Salvador, cuando si se mantiene el proyecto actual en los terrenos ubicados entre los barrios Villa de Prado y Girón las sedes podrían está unificadas entre 2017 y 2018.

  

Catalá se ha referido a este asunto tras asistir a la toma de posesión de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Maria José Salgueiro, donde ha asegurado que el Ministerio y el Ayuntamiento de Valladolid llevan más de diez años trabajando en la búsqueda de una solución "adecuada" para superar la "dispersión" de sedes en la capital vallisoletana.

  

Tras defender la decisión de ubicar el campus en los terrenos ubicados entre Villa de Prado y Girón porque "parecía la adecuada", ha aclarado que el Presupuesto General del Estado de 2015 sí aparecen partidas para este proyecto, entre las que ha destacado una de 300.000 euros para la adjudicación de las obras, una actuación que podría estar concluida tras esta adjudicación en un "plazo razonable" de unos dos años y medio -entre 2017 y 2018-

  

No obstante, tras insistir en que la decisión sobre la mejor ubicación de este centro corresponde a la autonomía municipal, Catalá ha explicado que el nuevo planteamiento implicaría iniciar de nuevo el proceso, algo que sería "costoso y laborioso" debido a la necesidad de arrancar la expropiación de los terrenos para acometer después un proyecto de rehabilitación, lo que podría demorarse hasta 2026.

  

El ministro de Justicia no ha ocultado su "inquietud" por la dilatación de los plazos debido a este nuevo escenario, que, además supondría la pérdida de en torno a unos 500.000 euros que ya se han invertido en esta operación. "Me preocupa que se prolongue la actuación 'sine die'", ha aseverado, al tiempo que ha manifestado que la dispersión de sedes "es mala para todos".

  

"La planificación urbana no le corresponde al Ministerio de Justicia", ha reseñado, tras lo que ha recordado que en otras localidades donde se han llevado a cabo operaciones similares se ha tendido a "abrir más ciudad" y no a "cerrarla" en los cascos urbanos.

  

Por último ha confiado en poder encauzar la situación y llegar finalmente a una solución definitiva, tras lo que ha recordado que mañana se celebrará una reunión en el Ministerio sobre este asunto a la que asistirá el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia.