Castilla y Léon suma 34 estaciones de servicio más tras el 'centimazo' con una caída de asalariados del 1%

Gasolina, gasolinera, carburante

La comunidad autónoma ha sumado 34 estaciones de servicio más desde la entrada en vigor del tramo autonómico del impuesto sobre venta minoristas de hidrocarburos, el conocido en algunos sectores como 'centimazo sanitario', y ha perdido un 1 por ciento el volumen de asalariados, según los datos de la Seguridad Social.

Del Olmo, que ha defendido que el sector de las estaciones de servicio (526 antes de la entrada en vigor de la tasa autonómica y 560 en estos momentos) "resiste mejor" la crisis que otros sectores de la economía regional, ha cifrado además en un 21,7 por ciento la caída de toneladas transportadas en Castilla y León, frente a descensos del 43 por ciento en Asturias, una merma que ha achacado a la caída del consumo de carburantes como consecuencia de la crisis.

Con estos datos ha respondido la consejera a la procuradora socialista Ana Redondo que ha advertido de las consecuencias del 'centimazo sanitario' en el empleo de Castilla y León donde se ha despedido a entre 300 y 400 trabajadores de las estaciones de servicio con una sentencia del TSJCyL que ha considerado procedente un despido por esa causa.

Redondo ha cifrado también en 102 millones de euros las pérdidas a las que han tenido que hacer frente las arcas regionales por este impuesto con sus correspondientes "recortes" en la Consejería de Sanidad donde deberían dirigirse esos fondos, afirmaciones que han sido negadas por la consejera de Hacienda que ha aseverado que ese impuesto sumó 86 millones de euros en sus diez primeros meses de vigencia (unos 100 millones en 2012) que permitieron cubrir más del 20 por ciento del gasto regional en la oficina de farmacia.

La consejera ha defendido también que ese dinero ha llegado a las arcas regionales "en el momento oportuno", cuando se necesitaba ya que en 2012 los mercados estaban cerrados y la comunidad no tenía dinero, según ha reconocido. "Preferían que cerrásemos un hospital", se ha preguntado Del Olmo, que ha insistido en que los efectos económicos del céntimo sanitario no son perceptibles.

Redondo ha ironizado sobre la voluntad inversora de la Junta, que ha comparado con la de la época de Carlos III, a lo que la consejera ha respondido que no se acuerda de esa época en la que a lo mejor gobernaban los socialistas, ha bromeado. La procuradora socialista ha recordado a la consejera el grado de conocimiento de algunos de los ministros del rey que, según ha aventurado, no tendrá la titular de Hacienda.