Castilla y León solo tendrá un crecimiento del 2’6% del PIB en 2016 “por la inestabilidad política”

Juan Carlos de Margarida, presidente del Colegio de Economistas de Valladolid. JORGE IGLESIAS

La previsión del Colegio de Economistas valora positivamente los datos del último semestre de 2015, de un 3’1%, y asegura que aumentó el PIB per cápita por la despoblación.

La incertidumbre política sigue manteniendo paralizado a medio país. Dos meses y medio después de las Elecciones Generales del 20 de diciembre, los dimes y diretes entre diferentes partidos traen de cabeza a autónomos, empresas y economistas, que observan con estupor cómo España sigue con expectación lo que podría terminar en unos nuevos comicios en junio. Castilla y León, por supuesto, no es ajena a todo este entramado, aunque al menos hay buenas noticias. Y es que la región es una de las menos afectadas por la incertidumbre nacional.

 

Así lo ha destacado el presidente del Colegio de Economistas de Valladolid, Juan Carlos de Margarida, que ha ofrecido este miércoles los datos regionales ante los medios. El dato es concluyente. La previsión del PIB de todo 2016 será del 2’6%, un mal menor ya que al menos sigue creciendo.

 

“Es una cada brusca, pero seguimos ganando, es positiva”, arrancó De Margarida, en referencia a que el nacional de 2015 fu del 3’2%. Además, otro añadido para el año pasado es que el PIB per cápita, el que ‘tocaría’ a cada uno de los habitantes de la Comunidad, ha aumentado aunque sea por una mala noticia como es la despoblación.

 

Así, el presidente de los Economistas hizo un amplio escáner de lo que fue el final de año y las previsiones para el que viene, parece ser con más buenas nuevas que malas. Por ejemplo, la inflación –tendencia de los productos a encarecerse por el propio mercado de manera natural- está a la baja con una tasa de 103’598, si bien la nacional es del 103’490. ¿Qué significa esto? Pues que los productos de Castilla y León son algo más caros que en el resto del país, pero que están reduciendo su precio con el paso del tiempo.

 

En cuanto a la nombrada población, uno de los muchos temas tratados en la comparecencia de prensa, saltó a la palestra el hecho de que la región haya perdido el 0’91% de su población el cuarto semestre de 2015 para quedarse en 2.474.052 habitantes empadronados, mientras que la tasa de actividad, aquellas personas en condiciones de trabajar, es del 54’86%.

 

El mercado laboral, por supuesto, no es ajeno a estos múltiples factores. De Margarida quiso destacar la tendencia que se está incrementando del contrato temporal al fijo, que aquellas personas con más dificultad para encontrar trabajo son los jóvenes entre 16 y 24 años y los mayores de 54 que perdieron su anterior empleo. De las empresas, hasta un 93% son microempresas con menos de cinco trabajadores, y un 96’42% de menos de diez.

 

Por último, el Colegio de Economistas también destacó los números de los aeropuertos de la Comunidad Autónoma, dado que hasta el 81’28% de los pasajeros pasan por el de Valladolid y ni siquiera este es rentable. “Debería replantearse su uso”, hizo ver el presidente, que también deslizó que las ayudas económicas para estos no sobran pero que también deberían estudiarse.